jueves, 6 de abril de 2017

Bocaditos de manzana



Por H o por B llevo bastante tiempo sin publicar recetas y eso que ésta la tenía preparada de hace unos cuantos días...pero espero volver a coger el ritmo en cuanto pasen las vacaciones de Semana Santa.

Ya sabes que cuando cae en mis manos un libro de recetas interesante quiero probarlas todas y si llevan detrás una historia con más razón! 
El caso es que las preparadas hasta ahora de "50 recetas con nombrehan sido un feliz descubrimiento tanto por lo ricas que están (como por ejemplo la tortilla Arnold Bennet) como éste postre, que es una recreación libre de las autoras, Cristina Macía e Ian Watson
sobre el más famoso banquete de la Roma antigua, que ellas llaman "croquetas Trimalción"

Sólo con añadir cerezas en almíbar a una compota espesa de manzana y freírlas en porciones se convierte en un auténtico postre de lujo por su sabor, aunque no es nada exagerado (a diferencia de los platos servidos en dicho banquete) pues por ejemplo lleva muy poco azúcar y es sencillo en cuanto a los pocos ingredientes y preparación,

Según El Satiricón (novela escrita en época del emperador Nerón) en esa cena se sucedieron los más extravagantes platos que te puedas imaginar, servidos con gran teatralidad, dudoso gusto y ostentación porque Trimalción, un nuevo rico exagerado hasta el extremo, quería impresionar a toda costa a sus invitados (Si tienes curiosidad por saber el menú de la 1ª cena puedes leerlo en éste enlace) 


INGREDIENTES:
-12 manzanas
-1 tarrito de cerezas en almíbar
-2 cucharadas de mermelada de albaricoque (yo usé de melocotón)
-media cucharadita de canela
-1 cucharada de azúcar
-3 cucharadas de mantequilla
-pan rallado, huevo batido
-azúcar glass

PREPARACIÓN:
-Pelar las manzanas y partirlas a trocitos. Rehogarlas, a fuego bajo, en una sartén con la mantequilla, tapar y remover de vez en cuando.


-Cuando ya estén tiernas, apagar el fuego y añadir el azúcar y la canela, mezclar. 
-Agregar la mermelada y las cerezas picadas (y ya escurridas) 

-Sacarlas a una fuente plana y dejar que se enfríe del todo.

-Ir formando bolitas (mejor pequeñas para que no se desmoronen) y pasarlas por pan rallado, huevo batido y pan rallado de nuevo (luego las aplasté un poco)

-Freírlas con cuidado y dejarlas sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
-Espolvorearlas con azúcar glass antes de servir.


¡Recién hechos están buenísimos!



Y desde ahora mismo le agradezco de todo corazón a mi amiga y compañera Cecilia la sorpresa que me dió hace unos días, acordándose de mi blog, para concederme éste premio. 

Os recomiendo mucho que vayáis a conocer su blog El Mundo de Cecilia, entraréis en todo un mundo artístico que sólo ella es capaz de desplegar con tanta creatividad y dedicación como pone en todos y cada uno de sus trabajos.

Por mi parte se lo concedo a quien quiera recibirlo...y sobre las respuestas, ésta vez no voy a seguir la cadena (tenéis cantidad de respuestas en la pestaña de arriba de premios) que si no, no me da tiempo a publicar ésta entrada en otros 20 días! ;-) jiji


GRACIAS a todos por estar ahí esperándome.