sábado, 21 de enero de 2017

Tortilla Arnold Bennett o Savoy omelette


Sí ¡Bienvenidos al banquete!
porque ya era hora de que volviera por aquí...¿verdad? 
y aunque estemos en plena cuesta de enero, 
nos vamos a dar un verdadero banquete con una tortilla... 
¡pero que muy suculenta! 
de bacalao y enriquecida con bechamel.
que hará las delicias de vuestras papilas gustativas ;-)


Mientras la saboreas caerás en la cuenta de por qué era la favorita 
del autor inglés Arnold Bennett (1867-1931) 
hasta el punto de tomarla todos los días durante sus largas estancias en el Hotel Savoy, mientras se inspiraba y escribía las novelas "Gran Hotel Babilon" o "Imperial Palace"
 bajo su techo y pedir que se la cocinaran allá donde viajara...

Y es que no todos los días ni a todas las celebridades, reconocidos chefs 
del primer Hotel de lujo de Inglaterra daban nombre a una de sus creaciones,
 para homenajear a alguno de sus huéspedes.

Originariamente se preparaba con eglefino ahumado y salsa holandesa y se servía en el desayuno y a día de hoy sigue siendo uno de los entrantes principales de la carta del Savoy.


 


Con el tiempo hubo algunas variantes... yo me he guiado por éste libro de Cristina Macía e Ian Watson, (y otras referencias por la red) en el que hacen un recorrido muy interesante y ameno por el origen y anécdotas de cincuenta recetas históricas que llevan el nombre propio de quien las inspiró.

Como por ejemplo los saraos que se celebraban en éste Hotel, en la época de Bennet...
En 1905, un millonario americano pagó "la Fiesta de la góndola" en la que, para imitar la ciudad de Venecia, se inundó a propósito el patio del Savoy...actuó el tenor Caruso y la tarta de cumpleaños de metro y medio llevaba ¡¡un cachorro de elefante encima!!



Bueno...pues eso...vamos a ver cómo se prepara la receta:

INGREDIENTES:
-200 grs. de bacalao
-6 huevos
-250 ml de leche
-3 cucharadas de mantequilla
-3 cucharadas de harina
-3 cucharadas de perejil finamente picado
-queso parmesano
-sal, pimienta 

PREPARACIÓN:
Hervir el bacalao en la leche, sacar (dejándolo escurrir) y cortarlo en trozos. 
Con esa leche, una vez colada, se prepara una bechamel usando las 3 cucharadas de harina y la mitad de la mantequilla, además de perejil, sal y pimenta. 

En una sartén al fuego poner el resto de la mantequilla y cuando esté derretida vertemos los huevos ya batidos. Remover un poco con una cuchara de madera y una vez que veamos que la tortilla está hecha por debajo, pero aún líquida por la superficie se esparcen los trozos de bacalao por encima.

Si la sartén que se puede meter directamente al horno mejor que mejor pero si no, entonces
deslizamos la tortilla a una fuente de horno y repartimos por encima la bechamel que teníamos reservada. Por último se espolvorea con el parmesano y metemos al horno, precalentado, para gratinarla unos minutos bajo el grill.












Por fuera quedará una delicia así...


Y por dentro tan cremosa y fundente...


¡que no querrás que se acabe nunca!