miércoles, 3 de mayo de 2017

Brownie


Todavía no he conocido a nadie que teniendo delante un trozo de brownie
y viendo su bonito color marrón chocolate, su superficie ligeramente crujiente, 
y ese corte asomando un interior tierno y fundente con tropezones de ricas nueces 
lo rechaze...
como no sea para decir que lo prefiere templado y con el añadido de
una maxi bola de helado de vainilla encima y chocolate fundido, al estilo brownie à la mode.
¿o vas a ser tú el primero? 
Pues mira lo que te perderías...

 Si tu motivo es porque ante semejante espectáculo perderías la razón, 
te temblarían piernas y se te nublaría la vista...del gusto
¡descuida!
que no tienes que hacer ninguna operación con bisturí a corazón abierto
y la del biquini está muyy lejos...
Asi que vamos a ponernos manos a la obra, que si nunca lo has preparado verás que es una receta sin complicaciones y con un resultado buenísimo. 

Lo avalan miles de estadounidenses que lo elevaron como su postre favorito desde que se originó en aquellas tierras. Ya sea porque un chef añadió chocolate derretido por "error" a un lote de galletas o no disponía de suficiente harina o porque a un ama de casa se le olvidó añadir polvos de hornear al pastel de chocolate que preparaba (quedando un pastel plano que ella no tiró si no que cortó en cuadrados) o por el deseo de que las señoras que acudieron a la Columbian Exposition de 1892 tuvieran un postre en cajas con el que no se mancharan las manos, lo cierto es que aparte de las leyendas, el número de fans sí creció y creció como la espuma.

INGREDIENTES:
-175 grs. de chocolate con un 70% de cacao
-4 huevos
-200 grs. de mantequilla
-200 grs. de azúcar morena
-75 grs. de harina de trigo
-un puñado de nueces peladas y troceadas

PREPARACIÓN:
-Funde la mantequilla y el chocolate partido a trozos en un bol al baño maría, mezcla bien y aparta del fuego para que pierda calor.
-Bate los huevos y ve añadiendo el azúcar
-Añade la mezcla de chocolate, ya templada
-Incorpora la harina tamizada y por último las nueces. Mezcla y vierte en un molde forrado con papel de horno
-Hornea (ya precalentado a 180º) durante 25-30 minutos (dependiendo de si prefieres una textura más o menos húmeda)

-Comprueba que está en su punto, sácalo dejándolo enfriar del todo.
-Córtalo en cuadrados.

-Sirve adornado como más te guste...por ejemplo con frambuesas y más chocolate!

Me voy a enlazar mi entrada con el reto de Daniela, "Dulce que te quiero dulce"