lunes, 17 de julio de 2017

Ensalada veraniega de garbanzos


¿El estar en modo "on" de vacaciones y las altas temperaturas 
pueden influir a la hora de escoger una receta?

Yo creo que sí ¡y mucho! lo que apetece ahora en verano es tomar algo fresco, sano y nutritivo con que estar bien alimentados, pero sin tener que pasar más tiempo del imprescindible en la cocina. Por eso, esta ensalada de Jamie Oliver me pareció la opción ideal para participar en la repesca, que hacen en ésta época, en el Reto Cooking the Chef las chicas de La cocina de Aisha y April's Kitch, sobre recetas de chefs ya propuestos en los meses anteriores.
Hasta ahora sólo he participado en una ocasión, con la crema de pimientos de Henrique Sá Pessoa. Y si a éste chef le conocen como al Jamie Oliver portugués...en ésta ocasión que yo podía elegir libremente... ¿cómo no escoger al mismímo Jamie Oliver? ¡si es mi chef preferido!  Aunque pienso que alguien tan conocido y popular como él no necesita presentación, en el recopilatorio que publicaron en su día-en éste enlacepodéis ver los datos de su biografía y trayectoria y la gran cantidad de platos presentados por las compañeras que participaron)



Además, tampoco podía dejar el blog "en punto muerto" sin despedirme siquiera... sólo estaba esperando la mejor oportunidad para compartir una receta tan interesante como ésta (de ésta página)

INGREDIENTES: (Para 4 raciones)
-1 cebolla roja pequeña
-2 tomates rojos, maduros
-100 grs. de queso feta 
-400 grs. de garbanzos cocidos (de bote, o bien que ya tengamos hechos en casa)
-sal 
-1 limón
-pimienta negra recién molida
-Aceite de oliva virgen extra
-unas hojas de menta y albahaca frescas
(El también le añade 1 ó 2 chiles)

PREPARACIÓN:
Pelar y cortar la cebolla finamente (cortar los chiles si los usáis, yo no) y lavar y cortar los tomates, mezclándolos con lo anterior.
Salpimentar al gusto y verter el jugo de medio limón y 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Agregar los garbanzos separando unos cuantos que machacaremos con un tenedor para añadírselos, dándole así una consistencia cremosa. Dejar marinar un poco y servir a temperatura ambiente.

Antes de servir, probar si necesita añadir algo más de jugo de limón. Adornar con unas hojas de menta y albahaca frescas y agregar el queso feta  

Como ves no hay que renunciar a tomar legumbres en época de calor
ya sea en su versión salada como ésta ensalada de Jamie Olivier
 (o...en su lado más dulce como las trufas dulces que publiqué no hace mucho) 
¡los garbanzos también son para el verano! jaja


Nos vemos en Septiembre
Mientras tanto, disfruta de las vacaciones y sé feliz!

domingo, 25 de junio de 2017

Pan frito nativo-americano (indian fry bread)


Esta vez para la edición de "Una galleta, un cuento
(en la que ya iba siendo hora de volver a participar) 
no te voy a contar un cuento, si no una historia real. 
Ya me dirás al final si 
(por lo acostumbrados que estamos a que las pelis nos cuenten algo totalmente distinto...) 
has tardado mucho en reconocerla...

Corría el año de 1607...
Un mercenario y ambicioso capitán llamado John Smith desembarca en Virginia, junto a muchos otros  ingleses colonizadores, proponiéndose extraer la riqueza de esta tierra.
Mientras se asientan y fundan la colonia llamada "Jamestown" los nativos los vigilan...

...ofreciéndoles alimentos y cordialidad. Después de varios meses Matoaka, una niña de 12 años, hija del líder de la tribu Powhatan hace amistad con ellos; pero la aparente calma entre nativos y colonos dura poco tiempo, los engaños por parte de éstos últimos hace que la tensión crezca llevándolos al conflicto (mientras, J.Smith regresa a Inglaterra a causa de una herida, que a ella le dicen que es mortal)

Para conseguir armas y la liberación de algunos prisioneros ingleses que tenía el jefe Powhatan, el gobernador de la colonia inglesa secuestra traicioneramente a Matoaka, que entonces tenía 17 años, para pedir ese rescate. Estuvo prisionera más de un año...

En su generación, su pueblo fué diezmado, sacado de sus ancestrales tierras y dispersadas las tribus en reservas. Los navajos llamaron a ese período de su historia la "Caminata" y los cherokee "El camino de las Lágrimas". Este pan constituye un símbolo, que a día de hoy muchos de ellos todavía creen que comerlo es una tradición sagrada que debe continuar hasta que la tierra se purifique de nuevo.
Esta receta de pan frito, de hace más de 140 años, preparada por los indios americanos con los escasos víveres que les suministraba el ejército es un pan básico y todo un símbolo de supervivencia. Creo que es idóneo para este Reto con el tema propuesto por Lidia, del blog "Nunca es demasiado dulce", ganadora del mes pasado.

INGREDIENTES:
-2 cups (2 tazas) de harina de trigo 
-2 tsp (2 cucharaditas) de polvo de hornear (levadura química)
-1/2 tsp (media cucharadita) de sal
-1/2 tsp (media cucharadita) de leche en polvo (opcional)
-1 tbsp (1 cucharada) de mantequilla (tradicionalmente se usa manteca de cerdo)
-3/4 cup de agua tibia
-aceite para feír.

PREPARACIÓN:
Mezclar los ingredientes secos, harina tamizada, polvo de hornear,
leche en polvo y sal...
Añade la mantequilla y mezcla. Vierte poco a poco el agua 
hasta que consigas tener una masa suave, pero que no quede pegajosa. Cubre con film plástico o un paño de cocina húmedo y deja reposar 10-15 minutos.
Calienta el aceite y  mientras tanto parte la masa en 8 trozos, haz bolitas con ellas y aplánalas con el rodillo. Al freír verás que enseguida se empezará a hinchar formándose burbujas en su superficie; da la vuelta una vez, en cuanto esté dorado. Saca a escurrirlas sobre papel de cocina.
Según unos la receta tradicional lleva leche en polvo y nunca levadura y según otros es justo al contrario. Yo lo he preparado con los dos ingredientes y ¡listo! fuera polémicas ;-)

 De textura es crujiente por fuera, y blandito por dentro; es mejor comérselos recién fritos.

Y ahora, sigamos con la historia...
Mientras estuvo cautiva, Matoaka aprendió inglés y accedió a casarse con el colono John Rolfe, un viudo de 28 años que se enamoró de ella, como condición para su liberación.
Se convirtió, llamándose a partir de entonces Rebecca. Tuvieron un hijo y en 1616 la familia fué invitada a Inglaterra, donde fué presentada con honores reales  y convertida en el centro de atención de la alta sociedad aunque parece ser que el motivo era mostrarla como ejemplo de "domesticación" de nativos y atraer negocio e inversiones al Nuevo Mundo. 
Allí se enteró de que J.Smith en realidad estaba vivo y cuando lo vió le recriminó muchas cosas. Volviendo a Virginia, con su marido J.Rolfe e hijo, murió en el trayecto a la edad de 22 años al contraer la viruela.


No dejes de probar este pan fácil y rápido de hacer, que puedes acompañar con ingredientes salados como "navajo tacos" o con "Wojapi", una salsa de arándanos salvajes. Yo, a falta de ésta le puse mermelada 

y a otros sirope de arce ¡está buenísimo!

El recopilatorio con todas las recetas participantes lo puedes ver en el blog Patty's Cake

Ahhh, por cierto, que aún no he dicho a quién me refería en esta historia, 
¿o ya lo adivinaste?

Matoaka o Lady Rebecca es...

¡Pocahontas!

miércoles, 14 de junio de 2017

Trufas de garbanzos


¡¡Hola!!
Si has leído el título de la receta supondrás que el calor ha afectado a mis neuronas... 
y ahora vengo con recetas delirantes propias de alguien que ha perdido el norte
¡pues noo! 
que éstas trufas están buenísimas, son sanísimas, y me sirven para participar en el Reto de "Tú dulce, yo salado" en el que lo salado se vuelve dulce (y viceversa) 

Mira lo que han preparado Patry y Alba (y las demás participantes) pinchando en los enlaces

No saben para nada a garbanzos, sólo a los demás ingredientes...
plátano, chocolate, miel, canela, coco ¿no se te está haciendo la boca agua? 
yo que tú las probaría enseguida! 
ah, y no le digas a los demás que lleva este ingrediente tan peculiar,
 ya verás que no lo van a notar ni a imaginárselo siquiera...

(Fuente: recetasparaadelgazar.com)

Además es superfácil y rápido de preparar:
INGREDIENTES:
-165 grs. de garbanzos cocidos (una taza aprox.)
-1 plátano pequeño maduro (el mío pesó 77 grs.)
-4 cucharadas de cacao en polvo puro Valor
-2 cucharadas de miel
-media cucharadita de canela en polvo
-coco rallado

PREPARACIÓN:
En el vaso de la batidora o procesador ve poniendo los ingredientes (menos el coco rallado)
...los garbanzos cocidos (sin sal) y bien escurridos (también puedes usarlos de bote)

...el plátano cortado a rodajas

el chocolate en polvo y la canela

y la miel (yo le puse 2 cucharadas pero eso va al gusto de cada uno)

Tritura bien para que quede una pasta fina y sin grumos. 


Métela en la nevera 1 o 2 horas para que quede más firme (es muy blandita) y luego ve haciendo bolitas que pasarás por coco rallado.

O si lo prefieres por cacao en polvo o frutos secos triturados.

¡Ummm!

viernes, 5 de mayo de 2017

Crema de pimientos con leche de coco


Hace tiempo que tenía ganas de probar, conociendo así más de cerca, la cocina 
de los grandes chefs que se dan cita cada mes en el Reto Cooking the Chef 
 organizado por La cocina de Aisha y April's Kitch

Hoy os presento a Henrique Sá Pessoa, nacido en 1976 en Oeiras y considerado como uno de los mejores cocineros portugueses contemporáneos. Con una formación internacional, su trayectoria es imparable, y desde que decidió instalarse definitivamente en su país (con el respaldo de sus estudios en Pensilvania, la experiencia ganada por sus trabajos en Londres, Australia y dos premios importantes, llevó durante varios años "Ingrediente Secreto",uno de los programas gastronómicos con más éxito en su tierra y "Entre Pratos" Abrió varios restaurantes entre los que destaca "Alma" en el que recrea una cocina de fusión con base portuguesa pero marcada influencia internacional, sobre todo asiática.

Elaborar un plato de él, ganador en 2016 de una estrella Michelín y nombrado Chef del año en la revista Wine, ha sido un buen descubrimiento.
Aunque me costó decidirme entre todas sus recetas, pues aunque en un principio quería 
haber hecho algo más típico de su tierra y luego se me fueron los ojos a la sección de repostería...al final la elegida fué esta crema, tan fácil de elaborar y tan rica en sabor 
con su punto exótico por la leche de coco y completa por la dorada que la corona,
que me alegré mucho al probarla y comprobar que esta delicia puede estar al alcance de todos los que quieran entrar en la cocina de su propia casa y experimentar nuevos platos o ampliar su repertorio.

INGREDIENTES:
-2 pimientos rojos
-1 cebolla 
-1 diente de ajo
-400 ml. de leche de coco
-200 ml. de agua
-jengibre (opcional)
-flor de sal
-filetes de dorada
-aceite de oliva

PREPARACIÓN:
Cortar la cebolla y rehogar en una sartén con aceite. Cortar los pimientos (quitándole las semillas interiores) y añadirlos a la sartén, añadiendo un poco de jengibre, dejándolo hacerse unos 5 minutos. Salar

Cuando veamos que los pimientos se han ablandado añadimos la leche de coco y el agua. 
Dejamos cocer 10 minutos a fuego lento.
Apartar y pasarlo por la batidora ( se puede agregar algo más de agua si queda muy espesa)
Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén con una ramita de romero y poner un filete de dorada con la piel hacia abajo. Quitar el romero y dar la vuelta; cuando la piel esté crujiente apartar.

Emplatar con la crema y el pescado enmedio.

Ya lo he preparado varias veces en casa, cambiando la dorada por otro pescado como la merluza por ejemplo o en lugar de usar romero adornar la crema con perejil seco...pero el resultado es siempre un plato sorprendente


y de sabores incomparables que te animo a probar


Imposible que no repitas en otra ocasión o pase a ser uno de tus platos favoritos, ya sea para lucirte en grandes ocasiones o no...puesto que lo mejor sería disfrutar de esta forma tan sana en nuestra mesa a menudo.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Brownie


Todavía no he conocido a nadie que teniendo delante un trozo de brownie
y viendo su bonito color marrón chocolate, su superficie ligeramente crujiente, 
y ese corte asomando un interior tierno y fundente con tropezones de ricas nueces 
lo rechaze...
como no sea para decir que lo prefiere templado y con el añadido de
una maxi bola de helado de vainilla encima y chocolate fundido, al estilo brownie à la mode.
¿o vas a ser tú el primero? 
Pues mira lo que te perderías...

 Si tu motivo es porque ante semejante espectáculo perderías la razón, 
te temblarían piernas y se te nublaría la vista...del gusto
¡descuida!
que no tienes que hacer ninguna operación con bisturí a corazón abierto
y la del biquini está muyy lejos...
Asi que vamos a ponernos manos a la obra, que si nunca lo has preparado verás que es una receta sin complicaciones y con un resultado buenísimo. 

Lo avalan miles de estadounidenses que lo elevaron como su postre favorito desde que se originó en aquellas tierras. Ya sea porque un chef añadió chocolate derretido por "error" a un lote de galletas o no disponía de suficiente harina o porque a un ama de casa se le olvidó añadir polvos de hornear al pastel de chocolate que preparaba (quedando un pastel plano que ella no tiró si no que cortó en cuadrados) o por el deseo de que las señoras que acudieron a la Columbian Exposition de 1892 tuvieran un postre en cajas con el que no se mancharan las manos, lo cierto es que aparte de las leyendas, el número de fans sí creció y creció como la espuma.

INGREDIENTES:
-175 grs. de chocolate con un 70% de cacao
-4 huevos
-200 grs. de mantequilla
-200 grs. de azúcar morena
-75 grs. de harina de trigo
-un puñado de nueces peladas y troceadas

PREPARACIÓN:
-Funde la mantequilla y el chocolate partido a trozos en un bol al baño maría, mezcla bien y aparta del fuego para que pierda calor.
-Bate los huevos y ve añadiendo el azúcar
-Añade la mezcla de chocolate, ya templada
-Incorpora la harina tamizada y por último las nueces. Mezcla y vierte en un molde forrado con papel de horno
-Hornea (ya precalentado a 180º) durante 25-30 minutos (dependiendo de si prefieres una textura más o menos húmeda)

-Comprueba que está en su punto, sácalo dejándolo enfriar del todo.
-Córtalo en cuadrados.

-Sirve adornado como más te guste...por ejemplo con frambuesas y más chocolate!

Me voy a enlazar mi entrada con el reto de Daniela, "Dulce que te quiero dulce"

lunes, 24 de abril de 2017

Agatas de caramelo


Después de haber preparado, hace tiempo, una geoda de azúcar (puedes verla aquí
y unas ágatas de fimo (míralas allí) sigo teniendo ganas de hacer más experimentos... 
porque quedan tan espectaculares que es difícil resistirse 
al encanto de crear piezas únicas, tal que joyas
 pues sólo viendo las fotografías nadie pensaría que sólo están hechas de caramelos
(y además de una forma muy simple)


Además hay otra razón,que es la más importante, para hacerlas y endulzarnos el día,  
y es que Cecilia (del blog El mundo de Cecilia) nos ha invitado a celebrar con ella
su cumpleaños y su Aniversario de boda, que al ser 39 curiosamente se llama...
¡Bodas de ágata!
Para el Reto que ella propuso la acompaño con esta entrada que espero que le guste.

 Parece ser que en la Edad Media, en este tipo de aniversarios se les regalaba a los esposos objetos elaborados con materiales que cada año eran más resistentes y sólidos, para representar cómo su relación se volvía cada vez más fuerte.  Esta tradición empezó en Alemania y si a las más conocidas tal como los 25 años de casados, los amigos y familiares le regalaban una corona de plata y a los 50, las famosas Bodas de oro, le corresponde el oro y es un motivo de especial alegría...

por el camino y hasta llegar a esas cifras se va pasando por ejemplo por
las bodas de papel (el primer año), algodón, seda, hierro, bronce, aluminio, marfil, etc, etc

Cómo hacer ágatas de caramelos:
-Metemos unos cuantos caramelos dentro de una bolsa o entre dos film de cocina y los trituramos con un rodillo (cada color por separado)
-Cortamos un trozo de papel de aluminio y hacemos un molde de forma que quede un hueco en el medio pero con los filos para arriba, igual que todo el contorno ya que los caramelos al derretirse no se saldrán (o simplemente más alto, como el de la izqda. que no lo corté) 
Mejor que quede un poco irregular para que parezca más verosímil y que el albal no quede demasiado arrugado en el fondo, sólo un poco, ya que aunque éso le da luego apariencia de aristas si es muy exagerado después será más pesado para separarlo del "ágata".
-Ir rellenando con los caramelos machacados creando círculos concéntricos, mejor que contrasten entre sí, pero eso es al gusto de cada cual... Cuando lo tengamos todo cubierto, volver a rellenar un poco más para que no quede demasiado fino de grosor (al derretirse)
-Meterlo en una bandeja de horno (yo la forré con papel de hornear por si acaso hubiera alguna fuga, aunque no fué el caso)

-Lo dejamos a 150º durante 3 ó 4 minutos (estar pendiente y en cuanto se derrita apagar el horno y sacar la bandeja. Cuidado!! no tocarlos hasta que no se enfríen del todo.

-Entonces ya  le separamos el papel de aluminio (sale bien, pero si se rompe...paciencia) y procurar cogerlo por los lados para no dejarle marcadas las huellas de los dedos.

-Si se pinta en dorado (con un rotulador de tinta comestible) el filo queda más bonito aún.  

-Envuélvelo en celofán, pónle una etiqueta bonita y será un regalo precioso y sorprendente en cualquier celebración o aniversario; sin ir más lejos, ya mismo es el día de la madre...


¿Has visto con qué poco se puede hacer tanto?

Feliz quien lo prepara por ver los distintos efectos, colores o sabores que combinar... 
y luego el resultado ¡no hay dos iguales!

¡¡Y feliz quien lo recibe!!

¡Inténtalo tú también! ya ves qué fácil es

Lo que ha sido dificilísimo ha sido elegir las fotos
¡son todas tan bonitas! y al natural más!!


¿Vamos a la fiesta de Cecilia?

Hay muchas amigas y han llevado trabajos increíbles de bonitos
 además un pajarito me ha dicho que 
los mini abanicos de Flor de Diy's 
son detallitos de recuerdo superfáciles para acompañar el regalo.


Pincha en el logo 

¡¡Felicidades Cecilia!!