martes, 7 de junio de 2016

Cake-pops y empaquetado bonito


 Patry de Patypeando propuso para este mes hacer packaging con cápsulas de cupcakes 
y esta original idea hizo que me animara a participar en su reto de #empqtdbonito,
pero ya os imaginaréis...que yo no sólo me apunto a hacer un envoltorio, 
si no que lo tengo que acompañar con algo bien dulce, como son los...
¡Cake-pops!

Provienen del sur de EEUU. Angie Dudley (más conocida como Bakerella) famosa desde el 2008 por sus creaciones, los puso de moda y a partir de entonces ¡todo el mundo quiso hacerlos! Y si las bolitas de bizcocho (o cake balls) se parecen a un chupa-chups (invento español, por cierto) porque fueron pinchadas en...¡un palo! yo me tomo la licencia de presentarlas por sevillanas (un palo del flamenco)

Asi que hoy le vamos a dar una alegría al cuerpo (como decía la canción de la Macarena) con estos caprichitos tan dulces, bonitos y divertidos, que yo he preparado de cuatro formas distintas, para todos los gustos.

Dibujamos una carita (o la imprimimos) y la pegamos a un extremo del palito. Doblamos un cápsula de las más pequeñas (tipo trufa) y y se la pegamos por detrás hacia un lado, como si fuera la peineta. 
Superponemos tres o cuatro papeles de magdalenas decorados y los atravesamos por el centro con el palito del cake pop hasta llegar al tope del cuello. Lo pegamos con la pistola de silicona y tapamos con un trocito de cinta de raso de color.
Ya podemos introducirlo por su lado más largo en el recipiente donde vayamos a presentar los cake-pops, una vez que esté envuelto en papel celofán recogido por un lazo.


♫♪ Mírala cara a cara que es la primera
Que es la primera, 
mírala cara a cara, que es la primera,
mírala cara a cara, que es la primera...

Y a 90 grs, de bizcocho le vas añadiendo 
30 grs. de crema de queso
con una poca canela, ahí va eso!

Ese cake-pop, ese cake pop, ese cake pop
se prepara mezclándolo con las manos ♫♪

♫♪ Mírala cara a cara, que es la segunda
Que es la segunda
Mírala cara a cara, que es la segunda
mírala cara a cara que es la segunda

Coge las 10 oreo 
las caras juntas con la crema
coge las 10 oreo
y mezcla juntas. 

Ese pop-cake, ese pop-cake, ese pop-cake
de aquí te saldrán nueve esta vez ♫♪

♫♪ Mírala cara a cara, que es la tercera

Que es la tercera
Mírala cara a cara, que es la tercera                                   mírala cara a cara que es la tercera

Que es la tercera,
y verás con qué gracia
la pantera rosa te zapatea...

Esa bizcobola, esa bizcobola, esa bizcobola
dividida en seis y a la nevera guardando
se conquista bailando por sevillanas ♫♪
♫♪ En la cuarta los lances definitivos
Definitivos, en la cuarta los lances definitivos
Definitivos, en la cuarta los lances definitivos

Definitivos
Que sienta en su bol
90 grs. bizcocho, todo aburrío
que se mezcle en su bol
30 grs de leche condensada, yo ya me río

Ese pastelillo, ese pastelillo, ese pastelillo
se prepara bailando por sevillanas ♫♪
¡...digo yo...!

Después de estar 1 hora en la nevera sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado...
Fundimos por separado media tableta de chocolate postres troceada (una del blanco y otra del negro), en el microondas a intervalos de 30 segundos a baja potencia y removiendo cada vez, hasta que esté derretida.
Sacamos la bandeja. Metemos el extremo del palito en el chocolate y lo hundimos en la bolita (hasta la mitad) y así con todas. Guardamos de nuevo en la nevera, unos minutos, para que se solidifique y así se mantengan en su sitio, sin caerse.
Volver a sacar la bandeja e ir, de uno en uno, sumergiendo cada cake-pop en el chocolate fundido, dejando que escurra el sobrante (sacudiéndolo levemente)
Antes de que el chocolate se endurezca lo espolvoreamos con sprinkles, los vamos pinchando en un corcho y guardamos en la nevera.
Hasta aquí todo normal ¿no? pero si además de adornar el regalo lo que quieres es que las propias cápsulas de los cupcakes sean el envoltorio mismo de los popcakes...¡sorpresa!

Oye!  y tú qué miras por ahí ٩(͡๏̯͡๏)۶

Sólo hay que atravesar la bolita de pastel (fijándola con un poco de chocolate por ambos lados). Por un extremo le colocamos la falda y luego pegamos la cabeza y el otro extremo nos servirá para atravesarlo en una cápsula de café vacía, pudiéndose mantener de pie.

Podrían ser un bonito detalle como recuerdo de algún cumpleaños, marcadores de sitios en la mesa o...para celebrar que ya llega el verano con sus múltiples fiestas, donde nunca falta un baile (y que podemos caracterizar según la región del país)
Y así, si le parece bien a Inmaculada, 
con esta propuesta participo en el Reto de las cuatro estaciones
de su blog Perfileando, que puedes visitar pinchando aquí.


Claro que si no os gusta mi idea, siempre podéis tirar de vuestra imaginación en cuanto a decoración...

 contenido...

O pasar la tarde tan entretenido...

Maquinando sabores y construcciones, como por ejemplo...el Atomium:

Pero en cualquier caso...al ver los cake-pops, ésta letra sí que nos saldrá sola:

♫♪Ay que te como y te como
ay, que te voy a comer♫♪
♫♪Esa cara tan redondita
parece un pop-cake
parece un pop-cake
ay, que te como y te como
que ay, que te voy a comer♫♪
♫♪Estoy tan embelesao
estoy tan obnubilado
de tu forma de ser
(20 grs. por bolita)
ay, que te miro y te miro
que ay que te voy a mirar♫♪
♫♪Ay, que te quiero y te quiero
que ay, que te voy a querer♫♪


Pásate a mirar todas las propuestas de empaquetado por el blog de Patry