lunes, 11 de abril de 2016

Miruvor y runas del hobbit

Cuando Alba y Patry, desde su reto "Yo dulce, tú salado
dijeron que el tema para este mes era hacer una receta friki...¡cuánto me alegré! 
Ya tenía la excusa perfecta para volver a disfrutar con
El Hobbit y El Señor de los Anillos en busca de inspiración.

Aunque en estas historias de fantasía épica no hay ninguna receta
sí que aparecen referencias a algunos alimentos ficticios de la Tierra Media:
por ejemplo, el cram (una especie de galleta), el pastel de miel 
o las lembas (el pan del camino, "suficiente para un día completo de marcha") 

Entre las bebidas está el brebaje "Ent", el "Miruvor", 
"Orco" o la bebida de la vitalidad y por último el "Limpë"  

 En cambio yo me he fijado en las runas del mapa de Thror.
 Sí, sería divertido emular la escritura de los Enanos 
grabando sus caracteres en piedras, pero...¡piedras comestibles! 
Dulces bocaditos blandos que tomar en "Compañía"
y que no nos faltarán mientras partimos a la aventura
 al lado de Bilbo (o Frodo), Gandalf y los Enanos.
Vamos allá...y "que alce su espada quien no sea friki"

(Por cierto, también puedes ver otra entrada friki, de la Guerra de las Galaxias aquí)
Las recetas de hoy están adaptadas de éstos dos blogs que ví por pinterest)

RUNAS (o "piedras" dulces)
INGREDIENTES:
-340 grs. de chocolate blanco 
-200 grs, de leche condensada
-3 galletas oreo (+ otras 2 ó 3 extra)
-una cucharadita de chocolate en polvo
-1 pizca de sal
-Opcional: 1 gota de colorante 
PREPARACIÓN:
-Separar las oreo, quitar la crema y triturar sólo las galletas.
-En una cazuela a fuego muy bajo derretir el chocolate partido a trozos (mejor si son chips) y la leche condensada. Remover hasta que se derrita la mitad del chocolate aproximadamante.
-Apartar del fuego y dejar reposar 2 ó 3 minutos, mientras la otra mitad del chocolate se va derritiendo. Después remover fuerte para homogeneizar y añadir las migas de galleta.
-Mezclarlo bien.
-Para conseguir distintos tonos y así parezcan más reales, dividir la masa en 4 tazas:
-la 1ª dejamos como está, 
-A la 2ª le añadimos más migas de oreo (de las "extra") para oscurecer
-A la 3ª le ponemos más cacao en polvo
-A la 4ª le echamos una gotita de colorante, yo probé con azul y con rojo y no lo mezclé mucho.
Dejarlas reposar, tapadas con film de cocina, durante media hora para que luego podamos manejarlas mejor.

Vamos cogiendo trozos de distinto tamaño, haciendo bolitas y aplastándolas un poco o presionando por los lados para que queden irregulares.
                                                  ¿A que parecen piedras de verdad? 

Ahora para convertirlas en auténticas runas cogemos un palito y vamos haciendo las marcas de las letras (fijándonos en las del libro) será muy fácil.

  Las he colocado sobre cereales de chocolate triturados, semejando tierra.

Aunque penséis que os váis a partir un diente ¡todo lo contrario! después de guardar unas cuantas toda la semana seguían estando blanditas por dentro
 y además ¡¡están muyyy ricas!!
MIRUVOR:
De todas formas para completar nuestra singular merienda, lo mejor sería acompañarlas del "cordial de Imladris" o Miruvor, esa preciada bebida cálida y fragante que destilaban los elfos y tomaban en sus fiestas. En el Señor de los Anillos no explica cómo se hace pero se piensa que proviene de la miel de las flores inmortales de los jardines de Yavanna.

Tolkien lo compara al néctar griego, asi que aunque no haya una traducción exacta para su nombre podría significar "vencedor de la muerte" 

Tal vez pudiera ser así...
INGREDIENTES:
-500 ml de agua
-2 tiras de cáscara de naranja
-2 tiras de cáscara de limón
-1 rama de canela
-3 cucharadas de miel
-té verde con frutas del bosque (reservar algunos de sus pétalos para la decoración)
-1 cucharada de jugo de limón
PREPARACIÓN:
Verter el agua en una cazuelita y ponerla al fuego medio-bajo junto con las cáscaras de naranja y limón, la canela y la miel hasta que empiece a hervir. Apagamos el fuego y dejamos reposar 5 minutos, tras lo cual retiramos las pieles y el palo de canela y vertemos en una tetera (en la que ya hemos colocado 4 cucaharaditas de té verde)
Dejamos infusionar y a la hora de servir le añadimos el jugo de limón y los pétalos de flores.
Elrond (Señor de los Elfos de Rivendel) le da un frasco a Gandalf cuando la Compañía parte hacia el Monte del Destino. En tres ocasiones tomarán un sorbo para renovar y revitalizar sus fuerzas.
También es mencionado en el lamento que la Dama Galadriel cantó 
cuando la Comunidad dejó el Bosque de Lórien...

"Los largos años han pasado como sorbos rápidos de dulce miruvor 
en las salas nobles  más allá del Oeste..."

(Síii...pero éste es mi Tessoro, pressioso...golum, golum)

y si quieres ver las frikadas que han hecho las demás, pincha arriba en los nombres de Patry o Alba.
----------------
Reeditada: Para daros las gracias por vuestros votos. Habiendo propuestas tan interesantes de las compañeras, habéis elegido la mía como ganadora!