viernes, 11 de marzo de 2016

Rosca de pan de mantequilla


Por el título y la foto a la vista está, pero si no te has dado cuenta...
"Lo come Pancracio, está en el champán, si piensas despacio...sabrás que es el ¡pan!"

Que he preparado en forma de rosca para el Reto "Tú dulce, yo salado" ayudándome de la panificadora para amasar pero se puede hacer perfectamente a mano, claro; y además así sabrás de dónde proviene la costumbre de untar mantequilla al pan...

En 1519 una ciudad llamada Allestein tenía dos problemas, estaba siendo sitiada y y había una plaga entre la gente, la cual Copérnico (que vivía allí entonces) empezó a investigar.
Para ello dió varios "menús" a los habitantes y el pan resultó ser el culpable, ahora quedaba saber si lo estaba contaminando el enemigo o era por la suciedad de la ciudad.
¿Y cómo lo averigüó? pues untando el pan con algo claro, si llegaba manchado era por la suciedad reinante y si no, entonces era el ataque del enemigo. Así se acabó la plaga por el método de observación y prueba! porque resultó que el enemigo no conocía el pan y el invento de untar -pan con mantequilla- traspasó fronteras hasta nuestros días (y en buenas condiciones) 

INGREDIENTES: (para dos roscas medianas)
-640 grs. de harina de fuerza
-140 ml. de agua templada
-70 ml. de leche
-140 grs. de mantequilla (a trocitos)
-45 grs, de azúcar
-2 cucharaditas (de café) de sal
-9 grs. de levadura seca de panadería ó 25 grs, de la fresca.

PREPARACIÓN: 
Según el recetario Moulinex, se pone en la cubeta los ingredientes líquidos y luego los sólidos, es decir en el siguiente orden: agua. leche, mantequilla, azúcar, sal y a continuación, la harina y la levadura seca. Colocar la cubeta dentro de la panificadora, seleccionar su peso (1 kg), tostado deseado y programa 5 (pan francés) si quieres el pan con forma rectangular y sin preocuparte de más hasta que termine. O bien, como hice yo para la rosca...seleccionar el programa de masa para pan (nº 13) que dura hora y media y con el que ya ha amasado y leudado:


Luego se saca, dividiéndolo en dos trozos a los que se les da forma de anillo. 

Se dejan reposar sobre una placa enharinada hora y media aprox. tras lo cual se le hacen unos cortes en la superficie y se meten en el horno (ya precalentado) a 240º durante 35 minutos, bajando la temperatura a 210º a mitad de cocción. 
Dejar que se enfríen sobre una rejilla.


¡Cuanto más caliente, más fresco y crujiente!
pero ojo...
Cuando comieras pan caliente, no bebas de la fuente.
Anda, ya...
Déjate de tanto refrán y empieza a buscar el pan
antes de que lo acabe la gente!

Para ver las propuestas de las organizadoras y participantes, pásate por el blog de
Alba "Niña Bonita" ó Patry "Patypeando".


Y si quieres ver más recetas mías...espérame, que me voy unos días!
Gracias a todos por vuestras visitas y comentarios