sábado, 5 de marzo de 2016

Lubina con arroz a la oriental


¿Quién podría transformar una deliciosa e inocente 
taza de té, sandwich de pepino o pastel de carne 
 en un menú de lo más trágico así como quien no quiere la cosa? 

Nadie más que la reina del crimen o duquesa de la muerte...
¡Aghata Christie!
 Aficionada a envenenar a sus personajes y provocar que nos zampemos 
sus novelas de una sentada hasta descubrir ¡por fin! quién era el asesino,
ésta vez podremos deleitarnos preparando los platos con que están salpicados 
sus relatos, sin temor alguno a no contarlo...
y todo gracias a Anne Martinetti y Françoise Riviére 
que los recrearon y recopilaron  en el libro 
"Cremas y castigos, recetas deliciosas y criminales"
del que no saldréis ilesos en cuanto lo pongáis en práctica.


PERSONAJES
No, no hay arsénico!! jajaja Tan sólo lo siguiente:
-1 lubina
-250 grs. de arroz largo (yo usé el de la foto)
-1 cebolla picada
-1 puerro (sólo la parte blanca, cortada en rodajas)
-60 grs. de mantequilla
-2 dientes de ajo
-1 manojo de perejil, eneldo y cilantro
-1 cucharadita de azafrán
-1 naranja amarga (yo, dulce)
-sal, pimienta.
Nota: yo reduje las cantidades, con éstas que pongo aquí da para tres personas)

RECONSTRUCCIÓN DE LOS HECHOS: 
(contada así no por el libro sino según Mrs. MarplE.sther ;-)

Metámonos en la cocina y observemos cómo hay huellas por los mangos de la cacerola, fruto de que alguien ha estado rehogando en mantequilla, premeditadamente lenta, la cebolla y el puerro hasta dejarlas translúcidas del todo (qué escalofrío ver a través de ellas!) 

La sesión debió continuar sacando de nuevo el cuchillo, y descuartizando con todas sus ganas tanto a los ajos, como el trío de "hierbas" de que disponía en ese momento: perejil, eneldo y cilantro, pasando por añadir también las hebras de azafrán al cazo.

Una vez levemente tostadas, es seguro que lo alivió con una fina lluvia de arroz removiendo ágilmente con una cuchara de madera.  Por último, todos los indicios llevan a que remató la faena ahogando a su víctima. Esto es, cubriéndola entera con agua y dejándola entre el chup-chup del líquido hirviente nada más y nada menos que hasta que se consumió y sus granos quedaron tiernos, luego los dátiles rebanados cayeron uno detráa de otro y comprobó si el punto de sal y pimienta estaban a su gusto. 

No sin antes haber sometido a la lubina en la pescadería a todo tipo de atrocidades: donde le quitaron las escamas, las tripas, aletas y cola y hasta la decapitaron, desde donde haciéndole una incisión con un cuchillo afilado hasta abajo, posteriormente la cortaron en seis rodajas. Sí, limpiaron bien la escena del crimen lavándolo todo concienzudamente con agua pero eso no bastó para comprobar que una vez en la casa un reguero de manchas sospechoso por el pasillo se relacionaba directamente con los restos de harina de freír pescado...que había alrededor de la lumbre.

A juzgar por las caras de felicidad de los presentes en el comedor, que se disponían a pasar la velada del sábado cómodamente en el sofá, charlando y catando los postres... ya no es que tenga sospechas infundadas de que lo van a repetir impunemente cualquier día de éstos, sino que estoy segura de que es algo adictivo, pues el aromático arroz thai y la hermosa lubina en su punto regadas con el zumo de la jugosa naranja, hicieron que yo también me convirtiera en el principal sospechoso...
...de comerme mi ración sin rechistar, al contrario ¡¡de lo más gustoso!!


¡Este libro es totalmente recomendable!
Además de las recetas recoge citas de las novelas de Aghata Christie y también pasearemos entre sus capítulos, llenos de párrafos y fotografías al respecto, acompañándola en sus desayunos por Torquey, los platos suculentamente deliciosos de Greenway o los que saboreaó por tierras exóticas (como el presente) o reposados en picnis de la campiña inglesa para terminar con toda la golosa repostería de Hércules Poirot a un estado de levitación por atracón nada usual, emulando su propia glotonería.

"-El pescadero ha vuelto a engañarla, querida -decía-. Este pescado no está fresco.
No lo ha palpado con el dedo tal como le expliqué. Hay que tocarlo, examinar el ojo, ponerle el dedo en el ojo. Yo observé el pescado con circunspección. Meterle el dedo en el ojo me parecía poco considerado. 
-También hay que ponerlo derecho sobre la cola, para ver si se sostiene o se dobla"
(Autobiografía)


Me declaro culpable de incitaros a que probéis este plato ¡criminalmente delicioso!
y no dudéis en atreveros a enviarme las "pruebas" en forma de fotografías, 
para que todos os tengan fichados en mi página superior de "vuestras fotos"

Muchísimas gracias, Mere, por tu regalo-sorpresa ¡me encantó! y lo sabes..:)
Ya no me pregunto si existe la transmisión de pensamiento, 
entre las buenas amigas eso ¡sí existe!

61 comentarios:

  1. Mi pescado favorito!!que rico!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que sea tu favorito!
      Besos, gracias

      Eliminar
  2. Me encanta la receta!!
    Nunca he comido la lubina a rodajas, siempre la cocino entera hay que ver que buena pinta tiene con ese arroz.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Raquel! así ya tienes otra forma de tomar lubina.
      Besos

      Eliminar
  3. Un recetón Esther, adoro la lubina y con este arrocito tiene que estar fabulosa. La presentación de diez.

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, la verdad es que está buenísimo!
      Muchos besos y gracias

      Eliminar
  4. Esther me ha gustado tanto tu historia que por un instante se me olvidó que estábamos hablando de cocina. Ya sabes que yo sí es arroz, me lo como toooooooodo, y con esa lubina tan hermosa no dejaría ni las raspas, je, je, je....
    Genial como siempre. Me gusta tu arroz, como es natural.
    Besitos y que pases una feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, noo, sólo estoy hablando de cocina!!! aunque haciendo honor a Christie os he querido meter en antecedentes...he estado un poco trágica, pero la situación lo requería jjj y el resultado no podría haber sido mejor, rico hasta el final.
      Gracias!! un beso

      Eliminar
  5. Lubina!!!y con arroz?
    Un plato que seguro está delicioso y con tu presentación es de sobresaliente.
    Como siempre amenizada con una estupenda historia.
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! ya que he publicado en fin de semana, mejor amenizarlo, jaja
      Besosx2

      Eliminar
  6. Un plato de lujo y bien argumentado a las pruebas me remito jajaja besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa, las pruebas desaparecieron rápidamente, jajja
      Un beso

      Eliminar
  7. Me ha gustado conocer el libro; a las que fuimos aficionadas a los relatos de Agatha Christi y ahora lo somos de la cocina nos resulta muy interesante. Como jugosa me ha parecido la receta que has utilizado para darlo a conocer. Una lubina bien preparada se merece una historia emocionante, llena de buenos ingredientes y con un final feliz, el que proporciona su sabrosa preparación.
    Un beso. Buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el libro hay otras 87 recetas esperando su turno y hasta podemos terminar la sobremesa con "la muerte exquisita", que es una tarta de chocolate que no veas!!
      Muchas gracias, un beso

      Eliminar
  8. Precisamente te hoy hemos comido lubina en casa: es un pescado que nos encanta a grandes y pequeños.
    La combinación con arroz tiene que ser exquisita.
    Y la historia que lo a campaña apasionante, como siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso me decidí por la lubina, es un pescado muy rico y con el arroz está muy bien acompañado.
      Muchas gracias por todo!
      Un beso

      Eliminar
  9. Que buen plato de pescado, me encanta como te quedó.Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Doris!! me alegro que te guste
      Besos

      Eliminar
  10. Querida Mrs. MarplE.sther, su reconstrucción de los hechos me ha parecido absolutamente brillante y muy esclarecedora. La muerte por asfixia bajo el chup-chup de la cazuela es trágica a más no poder pero el aroma a jazmín convierte la escena en una obra de arte :)
    Sabía que harías honor al libro en tu magnífico blog, M. Esther, la entrada es todo un homenaje y con sello propio. Por supuesto, creo en nuestras coincidencias. Y lo mejor, la amistad y el mutuo cariño son el motor de todas ellas :D
    Gracias, amiga. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mere!!
      Después de barajar todas las posibilidades...sólo cabía deducir lo que había pasado en la cocina, minutos antes, jaja además el rastro de buenos aromas también ayudó!;D
      Muchas gracias por el libro!! qué ilusión me hizo, bueno ya viste que puse los ojos como "platos" jjj
      Un beso con mucho cariño, amiga.

      Eliminar
  11. Creo amiga que al final sigo tubblog más por la literatura que por las recetas, aunque esta me gusta mucho, si contienr arroz me la
    apunto.

    Besos ...Mrs. MarplE.sther reina de la cocina y del suspense.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy, no me digas? si yo de escribir poco sé, sólo juntar las palabras...para que la receta no se quede solita, sin presentación.

      Muchas gracias!! Feliz semana llena de "acción y suspense"
      Besos

      Eliminar
  12. Pues la lubina me encanta y Aghata Christie es de mis autoras preferidas, me ha encantado el relato del crimen de la lubina me ha dejado con ganas de más igual que los libros de la autora, ja,ja ja y la receta que te voy a decir pues que me rechifla.
    Un besito enorme y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te has quedado con ganas de más crímenes de éste tipo, ya me desquité hace tiempo con las berenjenas...aunque con otro método jaja (http://congorritoydelantal.blogspot.com/2014/10/tapa-de-berenjena-con-jamon-y-queso.html)
      Muchas gracias!!
      Besoss

      Eliminar
  13. Mi querida amiga, sin asesino jajaja pero que rica receta y que ingredientes mas sabrosos, te ha quedado un plato de cine nunca mejor dicho jejeje, ese libro lo tengo que comprar por que tiene que ser maravilloso. Mil besicos cielo mio

    ResponderEliminar
  14. A mi me gusta mucho la lubina, y nunca la he hecho de esta manera. Me parece muy rica y con arroz de lo mejor.
    Me ha gustado mucho leer la reconstrucción de los hechos, lo has relatado como la mejor detective de las novelas negras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Me comería un buen plato de ello, me gusta mucho la lubina.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola, Mrs. MarplE.sther ;-)
    ¡Pobre lubina! ¡Qué barbaridades le han hecho!
    Esta receta es muy criminal, sí ;-)
    Pero me temo que debe estar tan buena que todos vamos a ser muy criminales ;-)
    Y ya sé lo que te ha regalado Mere... yo también soy una gran detective ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Una manera muy simpática de explicar una receta. Me ha gustado mucho, aunque lo del dedo en el ojo del pez me ha matao jajajaja
    XOXO

    ResponderEliminar
  18. Un crimen salvaje y muy bien ejecutado, para desgracia de la pobre lubina. Pero su muerte no ha sido en vano, ha llenado estómagos agradecidos, eso es importante, y tú has demostrado ser toda una detective. Desde este precedente se van a cometer muchos más crímenes y a crecer criminales culinarios contra las lubinas como setas en el campo,yo no soy detective, pero tengo intuición :)
    Besos

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Hola Esther!! ¡¡Con lo que me gusta a mi Agatha Cristhie y yo sin saber que existía este libro sobre las comidas que aparecen en sus libros!! Prácticamente, de pequeña, de leer cuentos pasé a leer sus libros, el cambio fue brutal y me hice muy aficionada al mundo de los asesinatos (de ficción, claro está, ja, ja).
    Yo tampoco metería el dedo en el ojo de la lubina para ver si está fresca, yo me fío del pescadero, y viendo la tuya, que se ve fresca fresquísima, creo que este plato tiene que estar de muerte lenta y sin cianuro. Besitos.

    ResponderEliminar
  20. Tienes una manera tan original de contarnos las recetas que me encanta, lo cual las hace todavía más rica de lo que son. Y esa lubina hay que probarlas, sí o sí.
    Besos.
    Ana (Manualijando)

    ResponderEliminar
  21. Una combinación deliciosa, lubina con arroz!
    Que manera tan divertida de contarnos la receta...
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  22. Jajajaja He estado todo el tiempo con una sonrisa mientras leía esta receta tan rica y tan divertida.
    Gracias por hacernos pasar tan buenos ratos
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  23. jajajaja¡¡, pero que divertida que eres, sabes? me encanta Agatha Christie ...la receta se ve riquísima ,seguro que si, que al final la probare...eres única en tus explicaciones jajajaja¡¡¡ un placer siempre pasarlo tan bien contigo...besitos reina de la cocina.

    ResponderEliminar
  24. Enganchada me tienes, mis dos pasiones juntas: la lectura, la de intriga me encanta, y una receta de lubina, que por cierto también me encanta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Que buena pinta tiene esta receta y además acompañada de la reina de la intriga y el suspense.

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué libro tan curioso, María E! Y que forma tan entretenida de contarnos como le has metido mano a esta original receta, qué seguro está deliciosa.

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  27. Me apunto lo de la lubina en rodajas,siempre las he tomado enteras
    En cuanto a la intriga me apunto.....jjjjj
    Besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  28. Mira por donde que acabo de cenar lubina, que por cierto me encanta y ahora la pones tu con arroz que tiene que ser muy buena también, me la voy a apuntar para hacerla otro día con ese arroz.
    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Qué libro tan curioso nos recomiendas hoy, recuerdo que en casa de mis tíos había muchos libros de Aghata Christie y cuando era un chaval leí más de uno.

    No he probado nunca la lubina cocinada de esta manera, me dejas intrigado jajaja

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  30. Me gusta la lubina a rabiar, se ve bien rica y deliciosa!! un beso María!!

    ResponderEliminar
  31. Una LUBINA que no había comido así nunca. Siempre la tomé a la plancha, viendo tu estupenda receta y lo bien que veo el plato, me animaré a variar. MIL GRACIAS.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Pues otro que me apunto. Solemos comer bastante lubina y dorada, en general pescado, mucho más pescado que carne y siempre ando pensando nuevas recetas para variar un poco, así que me viene al pelo querida María .
    Mil gracias y un fuerte beso

    ResponderEliminar
  33. Una receta criminalmente riquísima y sabrosísima!!! Al principio leyendo la reconstrucción de los hechos por Mrs. MarplE.sther, me ha dado un poco de yuyu por las barbaridades y atrocidades acometidas en el lugar del crimen, pero a medida que se iban juntando las pruebas y se llegaba al desenlace final, no he tenido duda...sin titubeo ninguno me la zamparía, y sin ninguna premeditación, pero eso sí, con mucha alevosía!!!jeje
    Brillante relato M.Esther!!!
    Enhorabuena por tu regalo sorpresa, qué guay, no paras!!! :)
    Feliz semana, un besazo!

    ResponderEliminar
  34. Criminalmente delicioso... jajajaja qué bueno¡¡¡ unir Agatha C. y el arroz es una maravilla¡¡ me encanta y me sorprendes día sí y día también¡¡ un besazo enorme¡¡

    ResponderEliminar
  35. Que artista,tiene buenisima pinta

    ResponderEliminar
  36. uuuhhh que receta tan intrigante ;) me encanta, tiene una pinta exquisita, gracias por compartir. Besos!!!

    ResponderEliminar
  37. ¿Y quién trae a nuestra mesa este plato tan exquisito y exótico?
    ... Y tan bien presentado
    ¡¡¡ E L E M E N T A L !!! ... Pues claro que es María E.

    Si tu te declaras culpable de cocinar esta joya, yo me declaro reo confeso de comerme hasta el último granito de ese perfumado arroz y rechupetear hasta la última espinita, y de reirme hasta quedarme sin aire con tu receta-novela.



    ResponderEliminar
  38. Uno de mis pescados preferidos. Se ve deliciosa. Un beso

    ResponderEliminar
  39. María esto no es una entrada esto es una obra magistral. Me he divertido de lo lindo poniendo en situación cada ingrediente que has ido incorporando a la cazuela. Es una brillante historia y con resultado extraordinario. Me quedo en espera de la tarta de chocolate y de lo que en medio venga. Besillos guapa. ¡Que no te veo el pelo!jjj.

    ResponderEliminar
  40. Hola no conocía tu blog y me ha parecido muy interesante. Este plato es de lo más original y tiene que estar riquísimo...bsts y encantada de pasar por aquí...

    ResponderEliminar
  41. MUCHAS GRACIAS A TOD@S por vuestros comentarios!!

    ResponderEliminar
  42. Hola M. Esther!!!

    Lo cierto es que a mí siempre me ha encantado leer las novelas de Aghata Christie, sin embargo esta faceta de las recetas que nos has compartido con tu post no me había detenido a recopilarla como hicieron con este libro. Me encanta el título, jajajajaja eso de cremas y castigos.

    Besitos!!!!

    ResponderEliminar
  43. Hola, me ha encantado la receta, la lubina y el arroz tienen una pinta estupenda, además es fácil de hacer. Me han encantado los guiños sobre Agatha Christie!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  44. Un lujo de plato, te ha quedado delicioso, me encanta, besos

    ResponderEliminar
  45. Cuando era mas jovencita leía mucho sus novelas y las disfrutaba muchísimo...hace tiempo que no la leo, pero Agatha era de mis favoritas!!
    Seguro que ese libro es una maravilla,espero que nos enseñes muchas mas recetas, tan deliciosas como esta!! Bs.

    ResponderEliminar
  46. M. Esther, primero debo decirte que me divertí como loca con la reconstrucción de los hechos porque todas, quien más quien menos, hemos disfrutado de los libros de Agatha Christie (yo, de pequeña, los leía mucho en vacaciones) y lo has puesto muy divertido. Además, me parece estupendo que te inspiraras en un libro tan interesante que reune y presenta las recetas que aperecían en su novelas. El plato te ha quedado de lo más gustoso y estoy segura que no deben haber dejado ni los rastros ;)
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  47. la lubina la verdad es que no me emociona, el pescado no me gusta jajaj pero el arroz oriental me encanta!! de hecho, lo tengo para cenar jajaj

    un besito!

    ResponderEliminar
  48. la lubina me encanta!! asi que esta receta imagino que también me gustara. Ademas ese tipo de arroz llevo queriéndolo probar mucho tiempo pero nunca me atrevo a cogerlo por que no sabia como saldría... creo que ahora ya no tengo excusa no? jejeje
    El conjunto se ve super apetecible y muy rico asi que la probare ;)

    Besines

    ResponderEliminar
  49. Pero qué historias nos cuentas siempre...jajajaja
    Nunca he comido la lubina con arroz y tampoco en rodajas, raro ¿verdad?, tengo costumbre de comerla horneada y entera. La haré un día en rodajas, tiene muy buena pinta.
    Como me gusta mucho el arroz, este plato me encantaría.
    Besotes,
    Sil
    Los Telares de Sil

    ResponderEliminar

¡Me encantan tus comentarios! Gracias.