lunes, 11 de enero de 2016

Geoda de azúcar


Ya que según la receta anterior soy la"millonaria imaginaria"...
hoy me he permitido un desayuno con diamantes
echando a mi café ni más ni menos que una...

  !!geoda de azúcar y chocolate!!

La sorpresa es Mayúscula al ver como una maravilla de la naturaleza puede ser hábilmente versionada en un azucarero de lujo, dejando con la boca abierta a vuestra compañía...

¡Transformemos por un rato la cocina en un laboratorio para experimentar!

Gracias al proceso de cristalización del azúcar, 
al disolver una gran cantidad de ésta en agua caliente, 
las moléculas chocarán formando cristales gigantes al enfriarse 
y volver a solidificarse...¡en tan sólo 24 horas!
 a diferencia de los millones de años que tarda en formarse una geoda de verdad, 
una de las formaciones rocosas más bellas,
 y si son de colores como las compuestas por amatista
¡las más deseadas por los coleccionistas de minerales!

Para nuestra receta casera es mejor repartir la mezcla en varios recipientes  
¡el resultado siempre es espectacular!...
 aunque no sea tan grande como la geoda gigante de Pulpí (Almería)
 con 8 metros de longitud  por 1,7 m. de ancho, en la que caben 10 personas!
(si quieres ver sus perfectos y transparentes cristales de yeso pincha aquí)

Nota: Yo no me he inventado la "receta", la encontré aquí.
INGREDIENTES:
-Tres tazas de azúcar
-1 taza (la misma) de agua
-colorante alimentario
-esencia al gusto (opcional)
-chocolate negro de cobertura 
-chocolate blanco 
PREPARACIÓN:
-Mezclar el azúcar y el agua en un cazo, calentar a fuego mediano hasta su completa disolución.
-Apartar y echar un poquito de colorante, yo he usado uno fucsia y otro azul, mezclándolos me ha dado ese color morado que véis. También he añadido dos gotitas de esencia de almendra.


-Forrar un bol (o dos, según el tamaño que tengan)  con varias capas de papel de aluminio, poniendo alguna enrollada por dentro para formar un molde irregular.
-Verter el líquido.




 -Tapar con papel de aluminio o un paño y dejarlo reposar 24 horas como mínimo (si lo dejamos más tiempo los cristales de azúcar serán más grandes)
-Cuando haya transcurrido el tiempo, destapar y romper con un tenedor la capa superficial que se habrá formado. Sacar esos trozos de azúcar y verter el líquido que queda por debajo en otro recipiente (lo podemos volver a usar)
-Nos quedará algo así...y una vez que desprendamos con cuidado todo el papel de aluminio colocamos la geoda boca abajo sobre un vaso (en un plato) para que vaya escurriendo el líquido y se seque)
- Derretir el chocolate blanco, troceado, al baño maría o en el microondas  en intervalos de 30  segundos. Verterlo por encima, dejando que se endurezca.

-Luego hacemos lo mismo con  el chocolate negro y cuando ya esté sólido cortamos con un cuchillo los goterones.


-Nos quedará algo así:
---También podemos aprovechar los trozos desprendidos que sean más grandes:

¿Verdad que es bonito?
Y sólo falta un mes para San Valentín...puede ser un regalito inesperado y sorprendente con que endulzar el día de los enamorados!