lunes, 28 de diciembre de 2015

Patatas rellenas con "El Cascanueces"



Así como Tschaikovsky se inspiró en el cuento escrito por Hofmann en 1815 y le puso música (al argumento adaptado por Dumas, padre) y luego Lev Ivanov añadió la coreografía del ballet...y años después el cine también se apuntó al carro, aquí llega mi versión comestible ¡cómo no! para el Reto de "Una galleta, un cuento

Y bueno, no, no es que haya estado toda la semana rellenando patatas con el aparatito en cuestión... jaja imagínate ¿? ... Es que en Nochebuena, antes de acostarme, mientras leía el cuento de "El Cascanueces y el Rey de los ratones" me pareció ver entre sueños cómo un ejército de patatas salía de la cocina de esta guisa como por arte de magia! y se metía entre la receta del árbol-pizza de Navidad y el DIY-chimenea mezclándose con los juguetes de mi hija, que también cobraron vida, confundiendo realidad y fantasía...

Que empiece la música: 

El Rey de los ratones tenía un cuerpo con 7 cabezas y atemorizaba a Marie Stahlbaum (la protagonista del cuento), pidiéndole su mazapán y muñequitos de azúcar o si no mordería a su Cascanueces o a ella misma. A mí me da risa verlo (aunque aquí llegue sólo con 6) e incluso digo "uy, qué mono" pero no te confundas...

INGREDIENTES y PREPARACIÓN:
Rey ratón aguantó 200º en el horno hasta que se atrevió a salir, 40 minutos después, todo ablandado por dentro pero seguía r que r con el mismo pensamiento "mi deformidad no desaparecerá hasta que logre vencer al sobrino de Drosselmeyer  (ese inventor de juguetes y trampas) convertido en un cascanueces de madera por mi madre la reina Ratona. Pero bueno, él no podrá recuperar su aspecto humano hasta que me venza y una dama lo quiera de verdad a pesar de su fealdad jua, jua, jua"










Y así lo entrelaza con la trama  de  "El cuento de la nuez dura" (en el que aparecen la princesa Pirlipat y la nuez krakatuc y la razón de la batalla de los ratones contra los juguetes)

Pero no se imagina que el Cascanueces es el muñeco preferido de Marie y a pesar de su aspecto grotesco ella vence sus miedos y acude en mitad de la noche a consolarlo por su brazo roto (al tirarlo su hermano Fritz contra el suelo- envidioso de su regalo-) y gracias a su bondad sólo quiere salvarlo de las garras del ratón.

Además de su cabeza hueca...
-tiene una panza como 6 patatas pequeñas horneadas
-está rabioso de mantequilla (25 grs) y leche (40 grs)
queso yo...como una cabra! (50 grs) 
 -y sólo tiene ojos (pasas) para...
-comer taquitos de jamón (50 grs) (a falta de tocino)





Detectándolo todo desde sus orejas (de jamón york) hasta querer vencer a los soldaditos de Fritz para hacerse el dueño de la situación, pero Cascanueces es muy valeroso y enfrentándose a la última batalla él solo...

y cada vez más cerca...
Nuestra protagonista según la versión del ballet, ni corta ni perezosa le lanza un zapatazo al hocico (de salchichón y tallos de perejilsalvando la vida a su querido "Casca", que mata con su espada al ratón...Y ¡terminando la pesadilla, comienza la fantasía! 

Pues él se convierte en Carl, un apuesto joven príncipe (des-encantado) de carne y hueso, que como recompensa le ofrece llevarla al País de los Dulces. 

De repente, en vez del salón están en el bosque de Navidad, cruzando el país de los Bombones, el arroyo de la Miel, el lago de las Rosas y el bosque de las Confituras hasta dar con el Palacio de Mazapán. Allí los reciben sus hermanas, (o el Hada de Azúcar que según el ballet, danza para ellos) que se disponen a preparar la más dulce de las recetas y mientras Marie quiere ayudarlas, entre el azúcar candé y el mortero de oro suena la más linda de las canciones que la transporta, en sueños, de vuelta a su casa. 











Nadie de su familia la cree, pero tiempo después...
Viene de visita el sobrino de Drosselmeyer que tiene un parecido asombroso con... su "Cascado"=Cascanueces-soldado. 
Oh, ¡la magia convirtió los sueños en realidad! y la pidió en matrimonio para reinar en un país en el que sólo se ven, si se tienen ojos, alegres bosques de Navidad y transparentes Palacios de Mazapán, en una palabra toda clase de cosas asombrosas.
Pinchando aquí puedes ver el recopilatorio con todas las propuestas de mis compañeras para esta fiesta temática y aquí si quieres leer el cuento entero sin mis tontadas.
¡¡Feliz Año Nuevo!!