sábado, 12 de diciembre de 2015

Conejo "a lo medieval"















De Cataluña proceden dos de los recetarios más antiguos del periodo medieval. Uno de ellos es el Llibre de Coch y el otro es el titulado Llibre de Sent Soví
 y es de éste último del que me encontré una receta traducida (pues está escrito en catalán antiguo) e incluso preparada (aquí ) y me animé yo también a compartirla, pues está muy muy rica!

Los estudiosos calculan que este manuscrito anónimo "Llibre de Sent Soví o Llibre de totes maneres de potatges de menjar" data de 1324 e incluso la influencia que tuvo sobre la cocina prerenacentista italiana. Consta de 200 recetas y en su época fué un auténtico best-seller del que ahora mismo sólo hay dos copias manuscritas originales, en las bibliotecas universitarias de Valencia y Barcelona. Aunque han publicado una edición actualizada (clica aquí para verla)

Y si os creéis que las recetas históricas son de lo más aburrido pronto váis a cambiar de opinión (si no lo habéis hecho ya viendo la foto) y es que sólo hay que leer la forma tan peculiar de explicar cómo hacer este conejo:












44 comentarios:

  1. Tiene que estar para chuparse los dedos y lo pienso hacer ¡¡a ver cómo me sale¡¡como me gusta leerte si es que no necesito libro alguno cuando vengo a tu casita...eres genial...ah¡ se puede hacer con pollo porque no le gusta a mi costillita el conejo, amos a ver si me explico, ehh el de, ehh que no, amos que no le gusta ya ta...ainsss¡¡¡ que lio que si se puede hacer con pollo...si? no? por si no esta tan bueno me refiero yo ¡¡ainsss¡¡ que cocinera tan mala soy ....¡¡.dime¡¡, besitos cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, mira que me río contigo, Matilda!! a ver, yo lo iba a preparar con pavo por aquello de las navidades y acompañarlo con patatas, pero entonces mi versión no iba a ser muy medieval que digamos (todavía no se descubrió América y no teníamos por aquí ninguna de las dos cosas) claro que con pollo no se me había ocurrido y sí que puedes, por supuesto!!
      Muchas gracias, un beso enorme.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría probarlo los ingredientes me gustan todas ...ja ja ja menos el susodicho animal,me da cierto reparo y el caso es que antes lo comía, vamos hace mucho cuando guisaba mi madre.

    Gracias de todas formas María E. sobretodo por la documentación.

    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cámbialo por pollo, como Matilda o por pavo (tú no lo vas a presentar en casa como un infiltrado medieval, jaja)
      Muchos besos y gracias, que pases buen finde!!

      Eliminar
  4. ¡¡delicioso!!!, la picada le da un sabor y una textura a la salsa, exquisita.

    ResponderEliminar
  5. La receta antigua es de lo más inspirada, hasta da consejos para los tiempos de espera. No difiere en nada de las que cocinamos ahora y es bastante sencilla en ingredientes y preparación, y no muy calórica para lo que había en la época. Buen rescate el que has hecho de esta reliquia.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Hola , ya sabes que el conejo es una carne que en casa es frecuente y tal como lo traes hoy elaborado es una delicia!! Mil besos guapa

    ResponderEliminar
  7. Que buena pinta tiene María, con es majado tan rico da igual la carne que se ponga aunque con lo tierno que es el conejo será pura delicia, yo no suelo hacer conejo así que lo probaré pero con otra carne y olle que bien se te da el castellano antiguo,ja, ja, ja.
    Un besito y feliz finde.

    ResponderEliminar
  8. gracia spor la recta aunque yo no podría comer a un conejito . Te mando un beso y te me cuidas

    ResponderEliminar
  9. No lo he probado desde pequeña, una mala experiencia que tuve jeje. A los amantes de esta carne les encantará, y para los no tanto seguro que lo podremos adaptar, seguro que sale buenísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Vaya pinta que tiene!!!
    Se nota que vivimos cerca aunque tengámoslo s agua por medio pues nuestras madres y abuelas cocinan este plato,a veces con pollo.
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
  11. Me ha hecho muchísima gracia la redacción de la receta,hasta poética diría yo. La alusión a la piel de bebé y el tiempo de espera es buenísimo ¿dos jarras de vino? madre mía, al final en vez de un conejo verías 2 en la cazuela jaja
    Una receta riquísima de verdad, en casa la cocinamos parececida pero con pollo. Aunque no dudes que la tendré que probar con conejo, es una carne que en casa gusta bastante.
    Siempre es una alegría pasar por aquí.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  12. María E., me he quedado alucinada con esos dos libros, me parecen una maravilla, desconocía por completo la cocina medieval, pero viendo la receta creo que aún la seguimos guisando, y es que por aquí el conejo nos gusta muchísimo, a diferencia por lo veo de la mayoría :)La redacción de la receta es una pasada, me fascinó, no tiene desperdicio es buenísima!!! Y la nueva edición del libro voy corriendo a por ella, ya tengo otro regalín original y sorpresa para el chef de casa ;)
    Por las fotos que nos muestras, tenía que estar de muerte!!! Y esa salsa....mmmmmm exquisita!!!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  13. Seguro que en casa nos encanta tu receta!!besos

    ResponderEliminar
  14. Que rico tiene que estar este conejo, con lo de año que tiene esa receta tiene que ser un lujo, besitos

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Hola María!! Nada más que te deje el comentario voy corriendo a ver los enlaces, ¡¡qué cosas más curiosas nos traes siempre!! Pues oye, para tener tantos años la receta, en la foto se ve genial, ja, ja. Yo no soy mucho de conejo, lo confieso, pero esto con pollo no tiene que estar nada mal tampoco. Voy corriendo a cotillear más, a ver esas joyas que nos has traído hoy. Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Querida María. La hemos liado esta vez porque no me gusta el conejo, aunque estoy segura de que es un guiso espectacular y sabrosísismo. Se me ocurre que tal vez se podría hacer con otro tipo de carne ¿no?. La pinta es buenísima desde luego.
    Muchos besitos querida María.
    María

    ResponderEliminar
  17. María venir a verte no es cuestión de leer de pasada la receta, comentar e irse. Venir a verte es cuestión, de ponerse cómoda, prepararse una tisana y relajarse para disfrutar un buen rato, porque contigo es imposible aburrirse. Que rico y que bien lo has hecho. Me encanta el conejo, me encanta la receta, y me encanta como te lo curras, hija mía vales más que las pesetas, ja, ja, ja...
    Encima me ha tocado comentarte sentada al lado de esta magnifica estufa que tienes a mi derecha, y es que me está dando un soporcillo, que hasta una siestecita me están dando ganas de echarme, ¡¡ay que gusto y que placer!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Concha!! Tú misma...acomódate al lado de la estufa (aquí no tengo mesa camilla, pero esos troncos son incombustibles, jejeje)
      Qué bien que te encante todo, me alegro mucho.
      Besos!

      Eliminar
  18. Me intriga saber de dónde has sacado la historia de este guiso, María eres increíble. Ya por esos tiempos y sin saberlo aquellos inventores, muchos, muchos años después se sigue cocinando esta salsa que por aquí, por el sur, la llamamos sobrehúsa o ajopollo y que vale tanto para patatas, verduras, carnes o pescados, prácticamente todo. ¿Qué te digo de ella? pues que todo lo que cae en esta salsa está para derretirse de bueno, no me extraña que el conejo lo esté, seguro que de fábula. Gracias por la información, me ha gustado saberla. Besillos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí están los enlaces, sólo los he reunido (después de encontrarlos, claro) para que veáis qué interesante y curioso!
      Lo bueno perdura tiempo y tiempo...como esta receta, asi que ¿para qué cambiarla?
      Un beso, y gracias.

      Eliminar
  19. ¡Qué curiosa la receta original, María E! Y la cantidad de especias que usaban ya entonces para condimentar la comida... ¡Así de rico tiene que estar con todos esos sabores y olores fundiéndose en un solo plato!

    Muchos besos de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  20. Jajaja... nunca pensé que una receta podía ser tan divertida... Esta te aseguro que la pongo en práctica; últimamente en mi casa se come mucho conejo.Espero no tener que desollarlo y dejarlo sin pelos¡¡ feliz semana y genial entrada¡¡ besos¡¡¡

    ResponderEliminar
  21. Hola, María... Un poco salvaje la receta original ;-)
    Creo que con la salsa tiene que estar muy rico... aunque los conejos son tan graciosos que soy incapaz de guisarlos
    Lo haré con otro tipo de carne
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Muy rico el conejo a lo medieval o como quieras. Besos

    ResponderEliminar
  23. A mi me gusta mucho el conejo y creo que esta receta debe de salir muy sabroso, tomo nota de ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Mi madre lo hace tambien con almendras y queda realmente delicioso. Creo que es una receta sefardí. ¡Sea medieval o sefardi esto esta de rechupete!.
    Besitos

    ResponderEliminar
  25. Menuda pinta tiene ese conejo con la salsa.!
    Tomo nota! aunque no suelo comerlo igual puedo probar con otro tipo de carne.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Ja ja ja qué receta más curiosa. Es impresionante poder elaborar platos tan tradicionales y que no se pierdan. Ese es otro atractivo más de la cocina.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  27. Pues aunque no soy mucho de comer conejo este tiene una pintaza que no veas!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  28. Que me he reido con la explicación de la receta, jajaja que medievales eran.. en el tiempo que te tomas dos jarras de vino dice, madre mia que taja! tomar de referencia un pedazo la mano de un niño chico y el tono de tostado con la piel del moro, ya no me parece medieval me parece espartano! jajaja El resto es pura poesía, la arena fina, el generoso manto, un polvillo de pimienta y el suave hervor.. :)
    Que bonita tu pasión culinaria, que te lleva y a nosotras de tu mano, de paseo por la historia, enderezada de manjares que anhelamos catar.
    Te mando un beso del grosor de un cochinillo a punto de parir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por tutatis...¡¡pedazo de beso!! jaja
      Gracias enormes ;-)

      Eliminar
  29. Hola, María E. El conejo es muy típico de Cataluña y la salsa de almendras también. A mi me encantan las dos cosas y si la receta es tan antigua, todavía la valoro más. Muy gracioso la referencia a pelar el conejo como la piel de un recién nacido y también a la arena del desierto. Has topado con una joya histórica, mi querida arqueóloga.
    * (Y eso que le habíamos cogido paquete a la rama de estudio en cuestión ;) Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ya te digo ;-) pero no hay nada como arreglarlo con un buen guiso!
      Un besote.

      Eliminar
  30. Qué libro más curioso, voy a ver si lo encuentro en la biblioteca, ya por curiosidad. Me ha hecho gracia cómo relatan la cocina.
    Sin duda una receta muy sabrosa con una salsita fantástica para "sucar" pan y no parar.

    ResponderEliminar
  31. Una delicia de receta, niña, qué gusto da rescatar recetas antigüas que siguen siendo fantásticas... al final al ser humano le ha gustado comer bien desde que descubrió el fuego, jajaja
    Un besazo

    ResponderEliminar
  32. En estos recetarios antiguos podemos encontrar grandes tesoros como éste que nos traes hoy aquí. Me apunto la receta, ya que no tengo el recetario pero me gustaría probarlo. Un besote!

    ResponderEliminar
  33. Buenos días María, has elegido para esta receta una carne muy saludable. Yo la preparo con cierta frecuencia, una de las elaboraciones se parece mucho a esta, las dos nos hemos atrevido con el jengibre que se utiliza muy poco. Bstes.

    ResponderEliminar
  34. Hola María. No es la carne de conejo una de las que más utilice dado que en casa no tiene mucha aceptación. La he preparado en alguna ocasión y la verdad es que me satisfizo.
    Tenía noticias del Llibre de Coch, es más tengo algunos estudios no hechos por mí jj pero este último no me era tan conocido.
    De lo que no cabe duda es de que este conejo preparado como lo has hecho tú tiene que estar de rechupete y con mucho sabor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Gracras por esta estupenda receta espero vender mañana más conejos

    ResponderEliminar
  36. Gracras por esta estupenda receta espero vender mañana más conejos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sea un éxito! en casa gustó mucho.
      Saludos y gracias a tí!!

      Eliminar

¡Me encantan tus comentarios! Gracias.