miércoles, 11 de noviembre de 2015

Terrones de azúcar a la naranja









Si estuviéramos en el s.XVIII y quisiéramos endulzarnos, 
tendríamos que comprar el azúcar en grandes barras, partirlas y triturarlas...
¡Uff, cuánto trabajo!!

Si viviéramos en el s.XIX y quisiéramos endulzarnos, 
ya podríamos comprar un trozo de azúcar, 
pero aún no cabría en nuestra taza teniendo que remojar parte de él...
¡¡uf, qué pringoterío!!

Si fuera 1840 y te llamaras Juliana Rad, y al querer endulzar tu desayuno,
 te cortaras un dedo al intentar cortar el azúcar en un trozo más pequeño...
¡¡Uy, qué daño!!

Ante tanto sinsabor ¿qué harías? 
Sí, eso es! se quejó a su  marido y le dijo:
 ¡ya está bien! ¡a ver cuándo inventas los terrones de azúcar, hombre! 
¡¡Bien!! Jakub Krystof Rad ya no tuvo más remedio que comprimir el azúcar en forma de cubitos (en su fábrica de azúcar en Moravia) y "sorprender" a su esposa con una cajita llena de terrones...¡oooh, qué dulce!

Pero seguro que no eran tan bonitos como éstos que hecho yo en forma de corazón para mi media naranja, jeje

Esta receta es para el Reto "Tú dulce y yo salado" que organizan Alba y Patry cuyo tema es preparar alguna receta de un solo color. Animaros a participar!!

INGREDIENTES:
- 1 taza de azúcar (200 grs)
-1 cucharada de zumo de naranja (15 ml.) 
-1 cucharadita de té de ralladura de naranja
-1/2 cucharadita de té de cúrcuma 

PREPARACIÓN: 
Mezclar el zumo con el azúcar, añadir la cúrcuma (le acentúa el color, pero no le da sabor) y la ralladura de naranja. Remover mezclando bien hasta que se integre todo, quedando con  una consistencia de arena mojada.
Ir rellenando moldes de bombones, apretando con una cuchara para compactarlo bien
Dejar secar como mínimo una hora (o mejor toda la noche) aunque eso dependerá mucho de la temperatura y humedad que haya en el ambiente; porque no querremos arruinar nuestros terroncitos y que se desmoronen por no tener un poco de paciencia...¿verdad?
 ¿Y si ahora vivieran Juliana y Jakub...? según tomaran té o café con uno de estos terrones de azúcar con un sabor y aroma exquisitos a naranjas de España ya me imagino lo que dirían...

-"El extásis es una taza de té y un trozo de azúcar en la boca" (cita de Pushkin)
o bien...
"Oh, cómo me gusta el café azucarado!
Es más agradable que mil besos,
más dulce que el vino moscatel.
Café, café, te necesito
y si alguien quiere confortarme...
¡oh, que me sirva café! 
(Aria de la Cantata del café de J.Sebastian Bach)

Nota:
Si con la emoción...queréis experimentar y pasar del naranja suave al brillante dorado:
no tenéis más que variar el zumo por agua (té  o café), el azúcar blanco por el moreno, y en lugar de ralladura y cúrcuma ponerle 1 cdta. canela en polvo y 1/2 cdta.esencia de vainilla. 
 Y vosotros ¿preferís endulzar el café o el té?


Reeditada:
Si clicáis en la imagen:
Veréis que esta receta ha sido la ganadora del mes de Noviembre, asi que...
¡¡Muchas gracias a todos!!