lunes, 6 de julio de 2015

Lenguado a la molinera



Esta es la traducción de "Sole meunière", un plato típico de la cocina francesa que en castellano significa "lenguado a la molinera" por la sencilla razón de que el pescado se pasa por harina antes de freírlo, aunque lo más característico es la técnica empleada.  Su salsa de mantequilla tostada, con perejil y aromatizada con limón le confiere un sabor inigualable, y además de gozar de un plato de categoría disfrutaremos el doble por su rápida elaboración.


Aunque yo lo llamaría "Del lenguado y los olvidos..." 
porque tanto el propio lenguado como el posible origen del plato 
van acompañados de sendos olvidos, 
que en el primer caso dió lugar a una leyenda sobre el aspecto de éste pescado,
y en el 2º a un gran éxito entre los comensales por lo delicioso que está.

INGREDIENTES: 
Para el pescado
-4 filetes de lenguado 
-2 cucharadas de mantequilla y 2 cucharadas de aceite de oliva
-harina de trigo
-sal y pimienta
Para la salsa:
-50 grs. de mantequilla
-perejil picado
-jugo de 1 limón
-un puñado de almendras fileteadas
PREPARACIÓN:
1-Salpimentar el pescado y pasarlo por harina, sacudiendo el exceso. Calentar  el aceite de oliva en una sartén al fuego y añadir la mantequilla, girándola para que cubra todo.
2-Freír el lenguado de 2 a 3 minutos por cada lado, hasta que esté dorado. Sacar los filetes a un plato y reservar calientes tapándolos con papel de aluminio.
3-Limpiar la sartén con un papel de cocina y calentar la mantequilla hasta que esté derretida y a punto de hervir pero sin que se ponga marrón (a punto noisette, que le dará muy buen sabor) entonces añadimos las almendras y después el zumo de limón y el perejil picado. Mezclar bien y dejar reducir unos segundos.
4-Verter la salsa sobre el pescado y servir enseguida.




El primer despiste viene de hace tiempo...
El profeta Moisés, hambriento, 
puso aceite en la sartén y comenzó a freír el lenguado
pero quedó tan ensimismado en sus múltiples pensamientos 
que lo olvidó por completo y se quemó por un lado.
Al lanzarlo al mar por no estar a su gusto,
el pez recobró la vida y a partir de entonces 
mostró un lado oscuro (la parte quemada) y el otro blanquecino (el crudo)   
 En cambio, el cocinero J.P. Meunière (nacido en 1889) cuando iba a preparar 
un lenguado a la plancha con limón tuvo que ausentarse un rato de la cocina 
dejando olvidada la sartén con la matequilla puesta al fuego y ésta se empezó a quemar.
Menos mal que cuando volvió, y ya pasado el enfado,
 lo probó mezclado con el jugo de limón y le gustó como salsa 
para acompañar el pescado, si no, nos habría privado de ésta receta tan rica.

¿Y yo...qué más os iba a decir? ah, sí ¡que aproveche!

77 comentarios:

  1. Curiosa y bonita leyenda, me ha encantado leerte y la receta también!! un beso preciosa!!!

    ResponderEliminar
  2. Preciosa la leyenda y el plato mmmmmm de película, besos

    ResponderEliminar
  3. Uy me gusto la leyenda del lenguado y adoro poner limón a mi pescado que bueno que le ocurrió eso a es e Chef. Gracias por la receta te mando un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vez en cuando de los errores salen buenos platos. Gracias!
      Un beso.

      Eliminar
  4. Mmm... Qué rico! No lo conocía pero suena de maravilla! Tengo que probarlo!

    ResponderEliminar
  5. Mira las horas que son y ya estamos salivando con ese lenguado!
    Nos llegó el olorcillo del picadillo y el limón!
    Tiene que estar rico rico!
    Además apetece mucho en verano!
    Mucho besos y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huele muy bien...no me extraña que os llegara, jjj y parece que apetece más en verano, además como es tan rápido de hacer no pasáis nada de calor en la cocina!
      Besos y gracias.

      Eliminar
  6. Qué receta tan curiosa con la historia de esta equivocación finalmente tan adecuada. En este caso no puede se mas cierto el dicho "de los errores se aprende" La pinta desde luego es fabulosa, seguro que está buenísimo con este picadillo que lo cubre.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto! y añadiría "El único error verdadero es aquél con el que nada se aprende"
      Muchas gracias!! sí que está bueno.
      Un beso

      Eliminar
  7. El lenguado es un pescado fino al que le van muy bien estas salsitas con mantequilla. A mí me encanta porque aunque el tema de las espinas en casa no lo llevan muy bien, tiene una carne tan buena que compensa el trabajo de quitarlas. Muy buena receta para comenzar semana.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece la pena, pero si se lo pides al pescadero ya te lo llevas a casa sin las espinas ;-) listo para cocinarlo con su salsita.
      Gracias!! Un beso.

      Eliminar
  8. No lo conocia pero me ha encantado. Me llevo la receta este lenguado a la molinera no me lo pierdo. feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébalo cuando tengas ocasión ¡gracias!
      Feliz semana, bss

      Eliminar
  9. Menudas historietas sobre el pescado que nos cuentas María, hazañas de un lenguado a lo largo de la vida.
    Sobre la receta seguro que está rica, rica, mmm.
    Besitos guapa y que tengas un feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, alguna historietilla me guardo para otra ocasión...
      Me alegro que te guste la receta, gracias!
      Un beso. Feliz día para tí también.

      Eliminar
  10. Hola María, sabes... no conocía este este plato, ni su origen... pero el olorcillo tan agradable de la mantequilla y el pescado churruscándose en tu sartén me llegó hasta mi blogger y tuve que venir enseguida a ver qué cosa tan rica estabas cocinando... Se ve delicioso y debe ser un bocado exquisito de la alta cocina francesa. Ya sabes que no como pescado, por opción personal, pero sé reconocer un rico plato y éste tuyo lo es. Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar!!
      El lenguado a la meunière era muy apreciado en la corte del rey Luis XIV, asi que estás ante un pescado "noble"...uno de los que más se cocinan en la gastronomía francesa.
      Muchos besos!!

      Eliminar
  11. No sabía yo esas historias sobre el lenguado jejeje.
    La verdad es que tiene una pinta estupenda!!
    XOXO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes...¡me encanta contar batallitas! jaja
      Muchas gracias, un beso.

      Eliminar
  12. Tiene tan buena pinta, que hasta a mi, que no me gusta el pescado, me apetece probarlo, jajaja!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhh! qué bien, Laura!! muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  13. María como siempre es un placer venir a tu blog. No sólo nos llevamos una receta espectacular sino que además aprendemos una leyenda preciosa

    ¡Así si se empieza el lunes con buen pie!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cuca! igualmente, a mí también me encanta leer tus dulces recetas con el salero que los presentas ;-)
      Besos! feliz día.

      Eliminar
  14. ¡Lo que aprendemos con cada post, María E! Y es que tu blog es mucho más que un blog de cocina...Las anécdotas, historias, o el ingenio con que amenizas cada receta, hace que siempre entremos pensando en la sorpresa que tengas preparada para ese día... Y hoy le ha tocado al lenguado, pescado que por aquí consumimos mucho. ¡Lo probaremos con esa salsa de mantequilla con almendras!

    Muchos besos de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, chicas!!! todavía hay infinidad de curiosidades (o tontunas mías) por descubrir, jjjj
      Mil besos!

      Eliminar
  15. Me encanta esta receta, cuando conocí a mi marido, trabajaba en un Restaurante de alto copete, y lo tenían en carta, yo entonces era joven pero eso no me impedía disfrutar de los platos bien hechos. Es curiosa, y un poco divertida, la historia que cuentas, seguro que el origen no dista mucho de ella.
    Te ha quedado perfecto, besos y buen día !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si será justo ese el origen, en otros sitios decían que fué error de su pinche que se descuidó y echó un montón de mantequilla y limón en la sartén. Cuando volvió el chef, aparte de enfadarse y mandarlo a pelar patatas (estaban en la Gran guerra, cocinando para el general y sus invitados) le dió por probarlo y como le gustó tanto le dió su nombre a "su creación"...
      Me alegra que te guste ¡¡muchas gracias!!
      Un beso.

      Eliminar
  16. Hola María... Pues el lenguado está exquisito... y tal como tú lo preparas, seguro que más
    Lo probaré... e intentaré no tener despistes ni olvidos ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mela!
      El lenguado es un pescado muy rico de por sí y esta salsita no le quita protagonismo; pero es mejor no tener despistes cocinando, por si acaso...
      Muchas gracias, besos.

      Eliminar
  17. Hola María, casualidad que la semana pasada lo hice y pronto lo pondré en el blog. La verdad que este plato es exquisito, no dudo en que en casa se convertirá en uno de esos platos que se repiten y repiten. Curiosa la historia del mismo, la desconocía. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantará verlo en tu blog, seguro que te ha quedado fantástico!
      Un beso, gracias.

      Eliminar
  18. Se puede decir que siempre lo como así el lenguado.
    Muy sabroso, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sabes lo que es bueno! Muchas gracias.
      Un abrazo, feliz día.

      Eliminar
  19. ¡¡Hola María!! ¡¡Qué salsa más rica lleva este plato!! A ver si algunos de mis despistes en la cocina me hace crear platos tan ricos como este, porque de momento, todos mis despistes, hacen que tenga que tirar el plato directamente a la basura, ja, ja. ¡¡Gracias por estas recetas tan ricas!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis muchos despistes tampoco son dignos de mencionar, jajjaja ;-)
      Un besote y gracias!!!

      Eliminar
  20. Doy fe que la salsa es muy rica, la he comido acompañando truchas.
    Besos María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, Norma! también se puede hacer con rodaballo, por ejemplo.
      Gracias!! un beso.

      Eliminar
  21. Tienes razón con lo de los olvidos, pese a que el segundo olvido dio más resultado desde el punto de vista gastronómico, el primero me resulta más divertido... y mucho más cinematográfico.
    La receta está muy bien, porque además de rica es fácil, la única pega, es soltar la arandela que cuesta un buen lenguado.
    Un sonriente bico y pasa una buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagínate, ya le has dado a alguien idea para una peli, jaja y con las ganancias puedes comprar al protagonista buenorro, en este caso ¡¡¡el lenguado!!! ;-)
      Biquiños, feliz semana!

      Eliminar
  22. Me encanta tu receta.

    Me ha gustado muchísimo todo lo que aquí se ve y se puede aprender.
    Muchas gracias por tu visita.
    Buen comienzo de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias!! aunque soy yo la que estoy aprendiendo, una simple aficionadilla
      Un beso. Que tengas buena semana.

      Eliminar
  23. que rico *_* me encanta este pescaito!!! además ultimamente me quedo a comer en el trabajo con el comedor de los nenes, y aunque la comida no está mala, siempre se echa de menos estas cositas jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias chicas!! ya me lo imagino.
      Besos.

      Eliminar
  24. Hola María, que leyenda más bonita la del pescado revivir me a encantado y la de la salsa curioso el despiste ja,ja,ja, el lenguado me gusta mucho y con esta salsa tiene que ser una maravilla.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Manoli!! qué bien que te haya gustado el post enterito!
      Besos, feliz semana.

      Eliminar
  25. ¡¡Otra gran receta surgida de un despiste!! Esa salsa tiene que estar espectacular.
    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Así me comería yo el lenguado siempre (es un decir, no me lo tomes demasiado en serio) la salsita tiene que estar para caerse de espaldas, jajaja. De momento me quedo con la receta que ya imagino a lo que sabe. Besitos María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fácil imaginarse a qué sabe...jjj
      Gracias, un beso!

      Eliminar
  27. Un pescado que tiene que estar delicioso con la salsa fruto del despiste.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. No conocía esta receta y es que no hay nada ejor que darse una vuelta por la red para encontrar recetas tan sobrosas como esta. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! qué bien que te guste la receta.
      Besos.

      Eliminar
  29. Es que yo no soy muy de pescados.. ya lo se Maria, mi padre siempre me lo repite: "No sabes lo que te pierdes!" y yo, yo espero que pronto llegue el momento de recuperar lo que me he perdido y disfrutar con el pescado. De lo que estoy convencida es de que si tu lo cocinaras, yo sucumbiría, porque asi mirandolo, este lenguado, juraria que me esta haciendo ojitos y ante eso quien se resiste? ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, pues...sólo puedo darle la razón a tu padre!
      Muchas gracias!! Estoy segura que el lenguado ya ha perdido la cabeza por tí ¿a qué esperas...? jajaja
      Besos.

      Eliminar
  30. Que rico tiene que estar no lo he comido asi nunca y por cierto me gusta mas el nombre en español ja ja.
    Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, es una receta sencilla y seguro que la mezcla de mantequilla con limón da un sabor exquisito al pescado.

      Eliminar
    2. Hola Raquel! Ya puestos a elegir nombre...mejor en español ¿verdad?
      Besos.

      Eliminar
    3. Gracias duriart!! a mí me ha gustado mucho.

      Eliminar
  31. Me gusta¡¡ Todo lo que presentas¡¡ mejor dicho cómo lo presentas¡¡
    Sobre todo como aúnas narración y alimentación¡¡ un besazo¡¡¡
    Ya te contaré¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ¡¡muchas gracias!! me alegras un montón con tus palabras ;-)
      Un beso.

      Eliminar
  32. Hola María E. por fin vuelvo poco a poco al mundillo 2.0 :)
    La receta de hoy, ya es raro en mí, pero la conocía y la suelo cocinar, y es que el lenguado me pirra, y qué rico está a la molinera!!! Y aunque la receta ya la sabía lo de los olvidos ni idea, qué caña con Moisés y Monsieur Munière, me ha encantado como lo ligas todo, tus aderezos narrativos son siempre tan sabrosos y con tanta sustancia como tus guisos!!!
    Feliz miércoles!!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Holaaa!! Qué bien verte de nuevo!
      Aunque ya conocieras la receta, ya sabes lo que dicen..."no te acostarás sin saber una cosa más",por cierto ¡buenas noches! y que sigas disfrutando de este plato.
      Un besote!!

      Eliminar
  33. El lenguado es un pescado bien rico que preparado de esta manera ganará en sabor.

    Qué curioso lo de Moisés y lo del cocinero, no lo conocía!!

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la salsa realza su gusto. Gracias!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  34. Una receta bien facil y rica, me encanta que cuentes las anecdotas y leyendasm ya sabes lo que me gustan a mi...
    Besos
    Raquel

    ResponderEliminar
  35. Que buena pinta! Gracias por pasarte por mi blog! Saludos! ☺

    ResponderEliminar
  36. Que buena pinta! Gracias por pasarte por mi blog! Saludos! ☺

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada!! gracias a tí por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  37. El lenguado me parece un pescado excelente. Con tu elaboración ha debido quedar delicioso y nada pesado para estos días de calor. Que pases un buen fin de semana. Bstes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Emma!! en verano apetece mucho.
      Besos y feliz fin de semana.

      Eliminar
  38. Mmmmm me encanta este lenguado nena!!! tiene que entrar super rico!! Gracias María, un beso guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que te guste, me alegro tanto!!
      Muchos besos, amiga!

      Eliminar

¡Me encantan tus comentarios! Gracias.