lunes, 20 de julio de 2015

Hummingbird cake o tarta colibrí (con origami)









Igual que los colibrís adoran el néctar de las flores y liban de él una y otra vez sin moverse del sitio así váis a estar alrededor de esta tarta en cuanto la preparéis, porque es tan dulce como para atraernos y ponernos a cantar de alegría! 
Un pastel con interior muy jugoso gracias a la piña y plátano que lleva y con un sabor espectacular debido a las nueces pecanas, el ingrediente sureño americano que no debe faltar.  En 1978 la receta fué presentada por la Sra. Wiggins a la revista Southern Living popularizándose enseguida con dicho nombre y en la que yo me he basado para hacer el pastel.
Además se me vino a la cabeza en cuanto rebusqué por toda la página de origami 
que propuse para el reto de "Aprendiendo de todo un poco" de Anna 
y ví el modelo del colibrí, y pensé...
¡qué bonito sería decorarlo así"

INGREDIENTES:
-3 tazas de harina (390 grs.)
-2 tazas de azúcar (400 grs.)
-1 cucharadita de canela
-1 cucharadita de bicarbonato sódico (6 grs.)
-1/2 cucharadita de sal.
-225 grs. de piña en su jugo 
-3  plátanos maduros machacados (unos 400 grs.)
-180 ml. de aceite.
-1 taza de nueces pecanas picadas (100 grs.)
-3 huevos grandes.
-1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Frosting de queso:
-250 grs. de queso en crema 
-50 grs. de mantequilla (a temperatura ambiente)
-300 grs. de azúcar glass
-2 cucharaditas de esencia de vainilla

PREPARACIÓN:
-Precalentar el horno a 180º y engrasar 3 moldes de 20 cm. (o ponerles papel de horno)
-Colocar las nueces en una bandeja de horno y tostarlas ligeramente. 
Dejar que se enfríen y luego picarlas en trocitos pequeños.
-En un bol grande ponemos la harina tamizada junto con el bicarbonato, sal, canela y azúcar. Mezclar bien.
-En otro bol batir un poco los huevos y añadir el aceite, esencia de vainilla, la piña (bien escurrida y picada menuda) y los plátanos machacados. Por último, incorporar las nueces y mezclar bien.
-Verter los ingredientes húmedos de este 2º bol al 1º (de ingredientes secos) y remover con una cuchara o varillas hasta que se integren bien.
-Pesar la masa para repartir la misma cantidad en los tres moldes, alisar con una espátula  y hornear a 180º durante 25-30 minutos (comprobamos si está pinchando en el centro con un palillo: debe salir limpio) 
-Dejar templar sobre una rejilla 10 minutos antes de desmoldarlos y que se enfríen del todo.

*Para el frosting:
Batimos con una batidora de varillas la mantequilla y el queso crema hasta que esté suave. Añadimos la vainilla, mezclamos y por último el azúcar poco a poco, seguimos batiendo hasta tener una masa homogénea y esponjosa. (Se puede dejar un rato en la nevera para que coja más consistencia) 
Distribuir la cobertura sobre cada bizcocho y los lados. Decorar con nueces.


 En este vídeo se ve muy fácil hacer origami...
¡claro que otra cosa es ponerse e intentar que salga igual! 
Con la de modelos que hay y justo escojo el más difícil, 
parando a cada segundo para comprobar esos pliegues imposibles...
llendo despacio, rompiéndose por donde no debe,
 intentando ver más allá de esos dedos que tapan el papel...
Con la tarta hecha y los invitados llegando ¡¡en un rato!!
sudando la gota gorda, desesperándome y por fin armándome de santa paciencia, 
¡¡Lo conseguí!!
El proceso es éste -muy resumido-  No hace falta dibujar las líneas, sólo es para que veáis mejor los dobleces.Si lo quieres hacer consulta el enlace del vídeo. ¡¡Y asegúrate que vas bien!!
Y para celebrarlo,
Otro día le hice un compañera
y viven felices entre las plantas de la terraza. 
Debió ser que tenía muchas cosas que hacer, porque...
no es tan difícil, noo!