lunes, 5 de mayo de 2014

Pretzel

Es un pan salado muy típico en  Alemania, donde se le conoce como bretzel.
Su nombre viene del latín "brazellus"=brazalete o bracitos; por su forma, que recuerda a unos brazos unidos en el pecho en oración.
Era muy común regalarlo y comerlo en Cuaresma (la receta original sólo tenía harina,agua y sal) y luego, para celebrar la Pascua, ponerles huevo duro.  


La ilustración más antigua que se conserva de los pretzels es del siglo V,  se encuentra en un manuscrito de la Biblioteca Vaticana.
Y también existe una representación artística del bretzel en el "Hortus Deliciarum" del año  
1190 (imagen de la derecha) simboliza el amor  del Rey Asuero por la reina Ester.
Su característica, aparte del sabor, es la corteza tan crujiente, dorada y brillante que tienen. Esto se consigue sumergiendo los pretzels en un baño diluído de sosa caústica al 3% llamado "Laugengebäck", antes de hornearlos, por allí es muy común. 
Pero a mí me ha dado un poco de repelús (hay que ponerse gafas de protección, guantes de goma gruesos y manga larga para evitar accidentes)  y he preferido la corteza menos crujiente ¡¡pero igual de ricos!! (usando bicarbonato, que no hay problema)

INGREDIENTES: 
-250 grs. de harina de fuerza
-150 grs. de agua templada
-1 tbs. de mantequilla                    
-1 tsp. de sal
-1 tsp. de azúcar moreno
-1 tsp. de levadura seca de panadería
Nota: 1 tsp=5 ml
           1 tbs=15 ml
Para el baño:                                                   
-1 y 1/2 litro de agua
-1/3 cup (=80 ml.) de bicarbonato sódico
Para cubrir:
-1 yema de huevo con 1 tbs. de agua
-sal gorda o en escamas, o semillas de amapola. 

PREPARACIÓN:
1-Mezcla el agua, levadura y azúcar. Deja reposar 10 minutos para que se active la levadura.
2-Pon la harina, sal y mantequilla en un bol y mezcla (deshaciendo la mantequilla con los dedos en la harina)
3-Haz un hueco en el centro y vierte en él, el agua con levadura y azúcar. Mezcla con un poco de harina, sólo de alrededor, para que se forme una pasta ligera. Cubre con un paño y deja  reposar 30 minutos (para hacer la "esponja")
4-Incorpora el resto de la harina hacia el centro (esponja) mezclándolo.

5-Sácala y ponla en una superficie enharinada, amasándola hasta que se vuelva lisa y elástica (unos 10 minutos)
6-Ponla en un bol ligeramente engrasado, cubre con un paño  y deja en un sitio templado hasta que haya doblado su volumen.
7-Vuelve a amasar y divídela en 4 partes iguales.

8-Toma una pieza de masa y presiona hasta tener una pieza plana (de 10x12 cm.) 
9- Ve enrollando formando un tubo, alargándolo hasta 30cm. Repite con los demás.                                                                                                                    
10-Coge la primera pieza y estira hasta los 60 cm. amasando del centro a los extremos.
11-Haz la forma tradicional de los pretzels:
                               
12-Colócalos en una bandeja de horno engrasada (o con papel sulfurizado), cubre con plástico y deja reposar 1 hora o hasta que haya subido.
13-Retira el plástico y mete en la nevera 30 minutos para que se endurezca la masa.
14-Prepara el baño: en un cazo de acero inoxidable verter el agua y el bicarbonato y lleva al punto de ebullición, momento en el que apagamos el fuego.
15-Metemos un pretzel en la solución, dejamos 10 segundos, damos la vuelta y dejamos otros 10 seg., lo colocamos en la bandeja de horno engrasada y hacemos lo mismo con los demás.
16-Pincelamos con la yema de huevo mezclada con el agua y espolvoreamos con la sal o con las semillas. Damos un corte alrededor de la masa con un cuchillo bien afilado.
17-Horneamos a 180º -200º unos 10 ó 15 minutos. Cuando estén los colocamos en una rejilla para que se enfríen.


Aunque parezca un poco largo el proceso de leudados y su espera podemos ir haciendo otras cosas entretanto y "mientras leo" se me hace el tiempo más corto... por cierto, gracias a tí por pedirme la receta, hasta ahora  yo sólo la había probado dulce cubierta con azúcar y canela pero ésta con la sal está buenísima.Y si lo acompañáis de una cervecita y salchichas alemanas ¡ni te cuento!...

Fuente: receta  e historia.